Donkey Kong Country: Tropical Freeze – Reseña | TierraGamer

Reseñas

Donkey Kong Country: Tropical Freeze – Reseña

By  | 

Los mejores títulos del Wii U siguen llegando al Nintendo Switch, y ahora le tocó el turno a Donkey Kong Country: Tropical Freeze. ¿Vale la pena volver a comprarlo? Nosotros te decimos.

A pesar de los pocos juegos que Wii U tuvo en su corta vida, la consola tuvo el tiempo suficiente como para amasar una pequeña colección de clásicos. Y entre ellos destaca especialmente Donkey Kong Country: Tropical Freeze, el segundo de una serie iniciada por Retro Studios en honor de la trilogía original de Rare. Es probablemente uno de los plataformeros más destacados para la consola.

No solo por la variedad de sus niveles, animación, banda sonora y gráficos, sino también por su gran nivel de reto. Es de ese tipo de juegos en los que es necesario poner la mayor atención posible y estar atentos a lo inesperado. Es por eso mismo que teníamos que jugarlo una y otra vez para dominarlo por completo algunos niveles, con el consiguiente gasto de vidas.

Sino estabas dispuesto a perder 20, 30 o hasta 50 vidas, entonces no tenía caso que jugaras Donkey Kong Country: Tropical Freeze. Si el 2013 fue el año de Rayman Legends, el 2014 lo fue de este juego en el género de plataformas. Y ahora, tenemos esa misma experiencia en el Nintendo Switch, gracias a una adaptación que viene de manos de sus mismos creadores.

Reseña_Donkey_Kong_Country_Tropical_Freeze_02

Donkey Kong Country: Tropical Freeze, tan bueno como siempre

¿Qué hay de nuevo en Donkey Kong Country: Tropical Freeze en Switch? Quizá lo que más salta a la vista es la aparición de Funky Kong, que agrega por sí solo el Funky Mode. Al jugar con este alivianado y genial gorila, notaremos de inmediato que la dificultad usual fue bajada un poco. Esto en el sentido de que este personaje cuenta con diversas características.

Para empezar, tiene la habilidad de descender lentamente, un poco al estilo de Diddy Kong. Y cuando cae sobre algo con picos, ya sean espinas o los cuernos del casco de un pingüino vikingo, podemos hacerlo sin riesgo. En ese sentido se parece un poco a Cranky Kong, mientras que del propio Donkey Kong obtiene el peso y la fuerza para hacer puré a sus enemigos.

Otra de sus virtudes es que no necesita ir acompañado de compañero alguno, y tampoco requiere oxígeno al respirar bajo el agua. ¡Así ha de tener los pulmones! Por si fuera poco, viene con cinco corazones, por lo que le permite recibir una gran cantidad de castigo. Con todo lo mencionado antes, se convierte en el personaje ideal en Donkey Kong Country: Tropical Freeze para los jugadores primerizos.

Reseña_Donkey_Kong_Country_Tropical_Freeze_03

Funky Kong, el muchacho chicho de la película changa

Sin embargo, eso no quiere decir que sea un personaje “a prueba de tontos”. Esto lo digo porque si cometemos alguna tontería, el juego nos la cobrará. De todas maneras debemos andar con cuidado al emplearlo, ya que no somos 100% invencibles. Los jugadores que quieran enfrentar el reto original simplemente deben optar por los otros personajes disponibles.

Entre ellos están Donkey Kong, Diddy Kong, Dixie Kong y Cranky Kong, cada uno de ellos con sus debidas particularidades. Con respecto a la historia de Donkey Kong Country: Tropical Freeze, es la misma que en la versión original: los Snowmads llegan a su isla buscando conquistarla. Pero ellos no se quedarán de brazos cruzados, peleando a lo largo de varias islas hasta llegar hasta su líder.

Este juego de por sí se veía bien al jugarlo en Wii U, y se sigue viendo así en el Nintendo Switch. Ya sea frente a nuestro televisor o de forma portátil, podemos disfrutarlo. Los gráficos se siguen viendo de buen nivel, ya que han envejecido con gracia, destacado por su colorido y el cuidado de parte de Retro Studios. La mayor parte del tiempo, en especial frente al televisor, tenemos 60 fps.

Reseña_Donkey_Kong_Country_Tropical_Freeze_04

Cuando la portabilidad de verdad cae de perlas

En el modo portátil es bastante disfrutable, y no notarás que la resolución en realidad es a 1152 x 648. En cuanto a las texturas, no son un “salto de gigante”, pero si se ven más nítidas. Musicalmente tenemos las composiciones del maestro David Wise, que trabajó en la trilogía original, así como su predecesor en Wii, Donkey Kong Country Returns.

Además de esto, se agregan unos cuantos esquemas de control extra, como el uso de los Joy-Con separados o el Switch Pro Controller. Pero son solo unas adiciones nada más. Ahora, de seguro la pregunta será… ¿vale la pena adquirir Donkey Kong Country: Tropical Freeze? Eso depende. Si eres de las personas que tienen el original y un Wii U, pues no tiene mucho caso. A menos de que sean fan de Funky Kong y quiera jugar este título de forma más relajada, no vale la pena.

Pero en el caso de no lo hayas jugado en el Wii U… ¡adelante! No te arrepentirás, ya que como dije antes, es un excelente título de plataformas a la “vieja escuela”. Es decir, en dos dimensiones con perspectiva de lado, al estilo side-scroller. Sin embargo, el juego nos sorprenderá en más de una ocasión, con cambios de perspectiva que pondrán a prueba nuestra habilidad y reflejos. Y al conseguirlo en Switch tenemos la ventaja de la portabilidad, al llevar la diversión a cualquier parte.

Si prefieres conseguir Donkey Kong Country: Tropical Freeze en formato digital, te gustará saber que solo mide 6.6GB. Como la mayoría de los títulos de la propia Nintendo, su prioridad es ocupar el menor espacio posible. Para finalizar,

Calificación: 8.5

 

 

 

 

 

Lo bueno:

– Es uno de los mejores plataformeros actualmente en Nintendo Switch.

– Tiene un excelente nivel de reto, pero es accesible para los novatos.

– Visual y musicalmente es una delicia.

Minus Tierra Gamer
 

 

 

 

 

 

Lo malo:

– Fuera de Funky Kong y ajustes de control, no hay mucha novedad.

– Su precio es algo caro teniendo en cuenta que es una adaptación.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *