Reseña - Dark Souls 3 (PC) | TierraGamer Reseña - Dark Souls 3 (PC) | TierraGamer

PC

Reseña – Dark Souls 3 (PC)

By  | 

Dark Souls 3 regresa a sus orígenes con la medida exacta entre dificultad y accesibilidad entregándonos un título digno para los jugadores más exigentes y experimentados

¿QUÉ ES?: Dark Fantasy RPG
¿A QUIÉN VA DIRIGIDO?:  Hardcore gamers experimentados
CURVA DE APRENDIZAJE: Muy alta
MULTIPLAYER: Online
DESARROLLADOR: From Software
PUBLICA: Bandai Namco
FECHA DE LANZAMIENTO: 11 de abril de 2016
PRECIO: $1,099 MXN (Steam)
RESEÑADO EN: PC
SITIO OFICIAL: http://www.darksouls3.com/es/


Después de algo de tiempo de espera, la tercera entrega de la saga Souls está en nuestras manos. Para muchos, Dark Souls 2 resultó ser una decepción así que From Software tenía la labor de quedar bien con los fans y entregar un producto que estuviera a la altura del legado de una saga que se ha caracterizado por tener una inmensa dificultad y una atmósfera sumamente oscura.

Sin título-Color real-02

Así es, si nunca has jugado un Dark Souls antes, déjame decirte que es un juego en la que pasarás la mayor cantidad del tiempo muerto. Hace poco mencionaba en algún video que algo que me molestaba de los video juegos últimamente era cómo, a través de los años, se había perdido mucha de esa magia que se generaba con base en la prueba y el error de antes; es decir, los video juegos antes no te explicaban del todo cómo funcionaban las mecánicas del mismo y eras tú el que, a base de esta prueba y error, mucha energía perdida y muchas vidas desperdiciadas, descubrías poco a poco cómo funcionaba el juego y qué debías hacer para vencerlo. Esto es justamente lo que hace Dark Souls 3, y no únicamente esta última entrega, sino esta saga se ha caracterizado por dar muy poca información al jugador acerca de qué es lo que está ocurriendo en pantalla, aunque en entregas pasadas se generaron opiniones divididas al respecto puesto que por un lado se decía que el juego era prácticamente imposible, y por el otro logró generar una gran cantidad de seguidores, mayormente amantes del reto y la dificultad y de ir descubriendo poco a poco y por cuenta propia las mecánicas propias del juego. Dark Souls 3 logra perfectamente bien ser lo suficientemente difícil como para representar un reto interesante y a su vez brindarte todos los recursos necesarios para que puedas salir avante por tu cuenta.

Sin título-Color real-18

Dark Souls 3 premia la paciencia y la observación por parte del jugador. Si eres un jugador que busca una diversión rápida al estilo beat ‘em up, déjame decirte de una vez que Dark Souls 3 definitivamente no es el juego para ti. Necesitarás ser muy observador de tu entorno y del desenvolvimiento de cada uno de tus enemigos, porque cada uno de ellos se comporta de maneras muy distintas; Dark Souls 3 no es uno de esos títulos donde eres una fuerza imparable y con sólo presionar el botón de ataque repetidamente llegarás al final de cada stage. Si haces esto terminarás frustrándote por no poder pasar diferentes etapas de cada nivel y querrás aventar el control y romper tu televisor. Es importante entender que el acercamiento que debes tener hacia Dark Souls y tu desenvolvimiento dentro del juego como personaje debe ser meticuloso, planificado y debes estar dispuesto a perder infinidad de vidas para estudiar los movimientos de tus enemigos en pro de comprender cuál sería la mejor estrategia de ataque. Ahora, cabe aclarar que no por esto tiene un gameplay lento, para nada. Es un juego donde la velocidad -sobre todo de los enemigos- es un factor crucial que no va en detrimento del gameplay. La velocidad de los enemigos es la mayoría de las veces letal, sobre todo de los jefes, lo que retará al máximo tu capacidad de respuesta y tu agudeza mental, pero ojo, no importa lo bueno que te consideres jugando a los video juegos ni cuánta experiencia creas tener: en Dark Souls 3 morir es parte del proceso de aprendizaje y, créeme, lo harás una y otra y otra y otra vez, sólo tienes que dejar de lado la idea de que Dark Souls 3 es un título beat ‘em up o un hack and slash. No debes presionar el botón de ataque sin cesar pensando que así derrotarás a todos los enemigos. Detente, observa, analiza, muere y aprende. Ese es el ciclo dentro de Dark Souls 3.

Sin título-Color real-09

Ahora, hay algo que debo aclarar: si es la primera vez que juegas un título de la saga Souls debo decirte que Dark Souls 3 no es un juego que de la bienvenida con los brazos abiertos a los recién llegados a la franquicia. Es un juego abrumador, con mapas gigantescos, mecánicas rebuscadas y complicadas y el título de por si no toma tu mano en ningún momento para enseñarte todo lo que puedes hacer (si acaso lo hace justo al principio con un muy ligero tutorial, pero eso es todo). Te puede llevar un par de horas tan sólo el descubrir qué es lo que puede hacer tu personaje, cómo implementarlo, y cómo aplicar y usar los elementos RPG con los que cuenta el título. Acá las subidas de nivel de tu personaje no ocurren en automático, tú decides cómo y cuándo subir de nivel a tu personaje y en qué rubros, no hay «experiencia», sino un sistema de recolección de almas de cadáveres de tus enemigos que después deberás «canjear» en un santuario por los atributos que escojas. Aquí la cuestión es que -como en todas las entregas de anteriores- si mueres durante tu partida perderás esas almas y tu contador regresará a cero, a menos de que puedas regresar al punto en el que moriste para recuperar las almas perdidas, lo cual, repito, puede resultar sumamente frustrante para jugadores con poca paciencia o poco experimentados. Nadie te explica tampoco que debes subir de nivel tus armas de manera manual para hacerlas más poderosas y que al mismo tiempo no podrás empuñar esa arma nueva que acabas de conseguir a menos de que subas de nivel ciertas características específicas de tu personaje, por ejemplo. La curva de aprendizaje es muy alta, sí, pero también es justo decir que de cierto modo toda la información que necesitas está ahí, dentro del juego. Es sólo cuestión de que, una vez más, seas paciente y observador y estés dispuesto a invertir una considerable cantidad de tiempo sólo en entender cómo funciona todo el ecosistema del juego.

Sin título-Color real-05

Ahora, habiendo dicho todo lo anterior, Dark Souls 3 se asegura de que si mueres dentro del juego sea únicamente por tu culpa. El gameplay es muy sólido, el control sobre tu personaje es exacto y todo depende de ti y de tu capacidad de reacción y tus reflejos. Es ahí donde realmente radica la calidad de la dificultad del juego. No es un juego difícil porque no se te expliquen las mecánicas o porque el control sea malo o torpe, sino porque está diseñado de tal forma que estás siendo constantemente obligado a cambiar de estrategia una y otra vez, se te pone a prueba a cada segundo en circunstancias extremas, con pocos recursos, pocos check points y niveles gigantescos. Dark Souls 3 está pensado para específicamente ponerte a sufrir, pero ese reto y esa dificultad que parecen imposibles al inicio te recompensan a su vez con una sensación de gratificación indescriptible una vez que logras avanzar a la siguiente etapa, justo como en los juegos de la vieja escuela. No sé, pienso en la saga de Mega Man en la era del NES, Castlevania, Ninja Gaiden o incluso Battletoads, donde estabas forzado a perder para aprender lo que podías y no podías hacer y a mejorar tu estrategia con cada vida nueva. Esto es un rasgo que la mayoría de los títulos actuales de las nuevas generaciones han perdido con el paso del tiempo y con la implementación de los malditos tutoriales. Si buscas reto del bueno, reto de antaño, Dark Souls 3 es un juego para ti.

Sin título-Color real-06

Hablando de gráficos, es el título que mejor se ve de toda la saga definitivamente. El framerate es consistente aunque muy demandante, teniendo como requisitos mínimos una tarjeta gráfica GTX 750 ti tan sólo para poder correr el juego con los settings en el mínimo y una GTX 970 para tener un desempeño visual decente. Aunque claro, aún con una poderosa PC habrá momentos en los que habrá picos de caída de framerate, pero esto sólo pasa cuando hay gran cantidad de efectos especiales al mismo tiempo dentro del cuadro, aunque estos momentos son mínimos.

Sin título-Color real-15

El diseño de arte es soberbio, se respira un ambiente de tristeza, soledad, destrucción y melancolía como pocas veces se puede lograr dentro de un juego. Debido a su género Dark Fantasy RPG, Dark Souls 3 estará plagado de mausoleos, bosques encantados, castillos medievales y aldeas, todo dentro de un intrincado pero exquisito diseño de niveles. Hay momentos en los que el camino se bifurca y puede parecer difícil tomar la decisión de qué camino seguir. Puede parecer que si tomas una ramal puedes perderte en la inmensidad del nivel para no regresar jamás. Sin embargo, debo decir que el diseño de los niveles está trabajado con tal maestría, que no importa qué camino elijas, la mayoría de las veces (quieras o no) terminarás regresando al punto inicial pero desde otro lado, habiéndote permitido explorar gran parte del nivel. El mundo en Dark Souls 3 está perfectamente bien interconectado aunque parezca que son dos caminos diferentes. Sólo tendrás que dejarte llevar y confiar en el diseño de niveles para poder disfrutar la experiencia al máximo.

Sin título-Color real-01

El soundtrack, bueno, qué puedo decir. Es excelso. Melodías góticas y oscuras perfectamente bien orquestadas para añadir aún más a la atmósfera tétrica que inunda cada rincón del juego, aunque no sobresalen por encima de todo. Habrá momentos en los que olvidarás que existe música dentro del juego, y eso es precisamente lo que denota una perfecta ejecución de la banda sonora, que no distrae tu atención de la acción que sucede frente a ti.

Sin título-Color real-10
En conclusión, Dark Souls 3 es un título que definitivamente no es para todo público. Necesitas un gran nivel de paciencia si quieres sacarle el mejor provecho a este juego y tienes que estar dispuesto a invertirle mucho tiempo para aprender hasta las mecánicas más básicas. Encontramos el justo balance entre dificultad y accesibilidad, pagando como precio innumerables vidas y repeticiones de las mismas áreas. Si logras superar esto, será título sumamente adictivo, divertido y tremendamente bien construido.


 

PROS:

+ Excelso diseño de niveles

+ Visualmente increíble

+ La sensación que obtienes cuando logras pasar una etapa es indescriptible

+ Gameplay sólido y entretenido

CONTRAS

– La dificultad extrema puede abrumar a los jugadores menos experimentados

– La cámara resulta por momentos problemática

 

Calificación: 9

Facebook Comments

PC Gamer, K-Popero y cineasta. Con todo el estilacho de los muchachos chichos. Ahora jugando: Corpse Party.