iPhone 11: El mejor teléfono de Apple en varios años | TierraGamer iPhone 11: El mejor teléfono de Apple en varios años | TierraGamer

Análisis

iPhone 11: El mejor teléfono de Apple en varios años

By  | 

A pesar de que la competencia es dura, iPhone 11 es una buena inversión. Aquí nuestra opinión tras semanas de uso

Soy usuario de un iPhone desde el 2010, allá cuando Steve Jobs todavía los anunciaba y la emoción nos llenaba el cuerpo por tener en nuestras manos el que sin duda era el teléfono de más alta tecnología en el mundo.

Desde entonces muchas cosas han cambiado y, si bien hay varios candidatos para considerarse el mejor teléfono del mundo este 2019, es indudable que el iPhone 11 es en muchos sentidos el mejor iPhone en varios años.

¿Por qué no obtener un iPhone 11 Pro? La respuesta se reduce a que no soy un usuario hardcore de las cámaras en mis teléfonos. Y no logré justificar de otro modo la inversión extra de un producto de lujo cuyas características únicas no iba a utilizar. Es mucho dinero que simplemente no voy a aprovechar.

Cabe aclarar que mi último teléfono fue un iPhone X, así que en este texto hablaré de mi experiencia viniendo de ese cambio relativamente reciente.

Así mismo, nunca he podido usar Android de manera cómoda así que evitaré hacer comparaciones con otros teléfonos con aquel sistema operativo.

Dicho esto, continuemos con mi opinión del iPhone 11 a más o menos un mes después de haber empezado a usarlo como mi teléfono principal.

El iPhone ideal

El iPhone 11 es un teléfono costoso, aunque no tanto como sus hermanos mayores Pro y Pro Max. Sin embargo, debo admitir que este es uno de los teléfonos mejor ejecutados por esta inversión.

Destaca que es una construcción sólida para ser el teléfono de menos costoso de Apple este año. Los cristales frontal y trasero son sólidos y resistentes a los rayones de objetos más comunes que pudieras encontrar en tus bolsas o bolsillos como llaves y monedas.

Estos mismos se mezclan perfectamente con el marco de aluminio puede no ser tan duro como el de acero inoxidable de sus hermanos mayores, pero su flexibilidad permitirá evitar cristales rotos a cambio marcos ligeramente golpeados y hundidos en caso de una caída importante.

Créeme; prefieres eso, aunque por supuesto una buena funda y cristal para la pantalla son siempre recomendados.

Ah, y es resistente al agua por hasta 30 minutos a 2 metros de profundidad. No es que eso vaya a pasar seguido ¿verdad? pero es grato saber que la lluvia torrencial que te pudiera sorprender saliendo de trabajar no pondrá en riesgo el funcionamiento de tu teléfono.

Lo siguiente que destaca es la gran selección de colores de este año entre los cuales destacan los nuevos: morado y verde, que terminan de apetecer a una parte del público que buscaba algo diferente en tonos pastel.

El reacomodo del logotipo de Apple también resulta ser una decisión atinada para hacerlo destacar aún más.

El tamaño de 6.1 pulgadas me resulta ideal y es precisamente la razón por la cual no me atrevo a definir al iPhone 11 como un producto de “gama baja”.

Su construcción es sólida, con materiales de calidad y con tamaño y peso que no pide nada a, digamos, el XR del año pasado. Esto considerando que aún ni siquiera he hablado sobre los componentes internos del teléfono.

iPhone 11: Pantalla modesta, pero eficiente

Es aquí donde aparece el negrito del arroz. La pantalla del iPhone 11 es un display LCD de 336 puntos por pulgadas con una resolución de 1792×828.

No es capaz de dar una resolución hoy en día estándar de 1080p y se queda atrás en términos tecnológicos incluso contra la pantalla OLED de mi iPhone X.

¿Es algo que noto y extraño? Sí, porque sigo usando el iPhone X junto con el iPhone 11. La diferencia en las pantallas es súper notorio para mí.

Pero que esto me pase a mi no quiere decir que vaya a pasar con todos los consumidores. De hecho, la pantalla es impresionante bajo las condiciones correctas.

Me he sentido más cómodo subiendo los ajustes de brillo un poco más y esto ha permitido que use y abuse de mi teléfono sin realmente juzgar la calidad mi pantalla.

Por el tamaño de la misma, de hecho, es muy poco probable que su calidad vaya a disuadirte de comprar un iPhone 11 aunque seas un usuario intensivo de Netflix. Lo que veas aquí va a seguirse viendo increíble. Es solo un pelo en la sopa que notarán algunos y que probablemente deberíamos aprender a ignorar.

Un interior potente

El nuevo procesador A13 Bionic es sin duda una de las mejoras más notables. Es el mismo procesador que sus hermanos mayores (al igual que varios otros de sus componentes) y no importa para qué utilices tu teléfono, notarás un fantástico desempeño sin problemas como un sobrecalentamiento o un bajón de batería repentino.

No soy de los que juega Call of Duty o Fortnite en móviles, pero este teléfono me ha tenido muy cerca de engancharme al gaming móvil.

Por otro lado, tus fotos y videos en Instagram se verán perfectas no solo por la calidad de sus cámaras (de las cuales hablaremos más adelante) sino por el poder de procesamiento que permitirá ediciones casi profesionales de manera nativa y efectiva con el teléfono, así como con aplicaciones de otros desarrolladores que seguro ya conoces.

En breve; este es el teléfono más potente que he tenido en las manos, y siento que hasta pagué poco por este rendimiento. Lo cual me lleva al siguiente punto…

Larga vida a la batería

Después de la impresionante marca colocada por el iPhone XR el año pasado, iPhone 11 sube esta barra con una hora más de vida en su batería este año.

Creo que la decisión de colocar el mismo chip que trae el Phone 11 Pro y mantener la pantalla con bajos niveles de consumo energético lograron esto y es algo que a nadie le cae mal.

Me he encontrado en ocasiones en las que he cargado el teléfono cada tres días. Y lo poco que se calienta es un buen indicio sobre la salud que esta batería gozará durante los próximos meses y años.

Para mí este es un aspecto súper importante, y me da mucho gusto que la batería sea tan eficiente y duradera.

La vida a través del lente

Y ahora para todos los instagrameros y youtuberos que me leen, llega lo mero bueno; las cámaras.

La inclusión de un lente gran angular será la bendición de muchos. Debo admitir que extraño un lente teleobjetivo 2x pero también me he dado cuenta de que casi nunca lo usaba de manera ideal, el zoom digital es suficiente.

El rango de colores en las fotografías de los iPhone ha sido siempre un claro diferenciador contra la competencia, pero este año la calidad es realmente increíble.

Al igual que todos los años, la cámara del iPhone 11 es sobresaliente.

El poder de procesamiento junto con los ajustes de la cámara te permitirán tomar fotos espectaculares incluso si no es tu intención. En la oscuridad, el nuevo modo nocturno de fotografía funciona muy bien y con mínimo involucramiento por parte del usuario.

La calidad en video también es la mejor que yo he visto en persona. Y resultará muy difícil tomar malas fotos o videos porque el teléfono hace muchas cosas por si solo, desde ajustes de color y contrastes hasta estabilización de video que no creerás. Así nomás, como por arte de magia.

Si te divierte capturar y compartir tu vida a través de tu teléfono, el iPhone de este año es sin duda una opción seria a considerar.

Si bien la gente ha salido con cosas curiosas como la tripofobia para quejarse de la nueva configuración de las cámaras en el iPhone 11, Pro y Pro Max, a mi me parece que es cuestión de tiempo y uso el llegar a apreciar el acomodo de las cámaras traseras en el iPhone.

Tiene más presencia, pero no estorba, y se ha vuelto un claro distintivo de la marca que le hace destacar. En cuanto a la cámara delantera, ya conoces ese espacio que tiene un montón de sensores que hacen funcionar el Face ID. A estas alturas ya lo amas o lo odias.

La conclusión del iPhone 11

Después de un mes de usarlo como mi teléfono primario y a pesar de que tenía mis reservas, debo admitir que el iPhone 11 probablemente se ha vuelto uno de mis iPhone favoritos junto con el 4 y el 6.

La construcción de este modelo simplemente me encanta. Es un teléfono lindo, pero también potente, con una calidad de hardware y software muy cercana a la de sus hermanos mayores y que simplemente me impiden reconocerlo como el teléfono de “gama baja” de este año.

Ha sido un mes en el que mi experiencia de estar frente al teléfono ha mejorado considerablemente y creo sin dudas que será uno de los iPhone más vendidos y reconocidos de la historia.

Si andas pensando regalar o regalarte este teléfono esta época de fin de año, no dudo ni tantito en recomendarlo.

Facebook Comments