It Takes Two: El multijugador y la pantalla divida no están muertos

La apuesta de Josef Fares va muy en serio y es muy adictiva

En orden, la vida mediática de Josef Fares se resume a realizar una obra maestra con Brothers: A Tale of Two Sons; luego mandó al demonio a los premios Oscar para después anunciar el modesto A Way Out; y ahora, dándole importancia una vez más al multijugador de pantalla dividida, apuesta por It Takes Two.

¿Qué tiene de extraordinario un juego más que se publica bajo el sello de EA Originals? Bueno, pareciera que nada, pero, después de que Josef Fares dijo que pagaría mil dólares a los jugadores que se aburrieran con It Takes Two, llamó la atención de propios y extraños.

Pocas veces vemos a un director tan seguro de lo que vende que nos genera la duda de si está ofreciendo humo o, en su defecto, de verdad es el producto que va a maravillarte. Bueno, para llegar a esa conclusión es importante ponerse a jugar y tuvimos la oportunidad de probar dos niveles de It Takes Two.

Ahora, ¿It Takes Two es un título que vive a la altura de su propaganda? Vamos a resolver esta y otras dudas que seguramente te saltan porque de verdad se trata de una propuesta muy sólida e interesante que tiene puntos a favor y en contra, como cualquier otra producción.

De qué va It Takes Two

Por encima, It Takes Two parece un caricaturesco producto que no tiene nada más que ofrecer a la humanidad más que otra experiencia multijugador. Sin embargo, la construcción de la narrativa del juego, aparte de sencilla, plasma muy bien un tema muy común, la separación de una pareja.

Sí, la base narrativa de It Takes Two gira alrededor de una pareja inglesa que vive en una casa más allá de la ciudad y que tiene una relación ciertamente fracturada. Los protagonistas son Cody y Mary, con personalidades y profesiones muy distintas, pero, cada una con su nivel de importancia.

Las constantes peleas entre ambos van a dar pie a la separación antes mencionada que está afectando a su hija, quien desea firmemente que sus padres vuelvan a ser amigos. Esta a solas, la pequeña llora y con una especie de hechizo, hace que el alma de sus padres se transporte a unas figuras de madera que los representa a ellos.

Cody y Mary ahora son los pequeños juguetes y, de alguna manera, tienen que volver con ella para que el hechizo se rompa y puedan ser como antes. Para esto, necesitarán la ayuda de un libro que lo sabe todo sobre cómo deberían ser las parejas: comprensivas, comunicativas y cooperativas. It Takes Two trae un mensaje muy interesante y fácil de digerir que vale la pena recibir.

También te recomendamos: Mary Jane rechazando a Peter Parker: Origen y los mejores memes

Puzzles cooperativos

It Takes Two se maneja como cualquier otro plataformero en 3D. Tanto Mary como Cody tienen fortalezas y debilidades y ambos deben de hacer equipo para avanzar en un juego de pantalla dividida que está repleto de puzzles con diferentes niveles de dificultad.

Ahora, la genialidad detrás de este nuevo juego de Josef Fares recae en el aspecto del diseño de los puzzles y los distintos obstáculos a sortear. Dependiendo del nivel, encontrarás algunas mecánicas temáticas que son bastante amigables e ingeniosas. Las herramientas están ahí y tienes que saber cómo aprovecharlas.

Asimismo, It Takes Two es un título que debes jugar forzosamente en pareja, no hay manera de pasarlo en solitario. Esto puede ser de manera local o, en su defecto, con un amigo en línea. En los temas ‘on line’, no es necesario que tu pareja de juego deba tener una copia de este título, ya que contarás con un free pass el cual le puedes pasar para que puedan pasar esta aventura juntos.

Sí, parece un esquema cerrado, incluso anticuado, pero, el diseño de It Takes Two está hecho precisamente para que se disfrute así. ¿Es forzado? ¡Claro! Incluso habrá muchas quejas alrededor de este tema, pero, cuando lo juegas, te das cuenta de que el valor de este título está en la comunicación y cooperación detrás de su premisa.

Un plataformero sólido

De lo que fue posible probar de It Takes Two nos dimos cuenta de que se trata de un plataformero con mecánicas bastante sencillas; Mary y Cody tienen un doble salto, dash, uno es más fuerte que otro, alguien utiliza un martillo mientras que el otro puede lanzar clavos y demás. Finalmente se trata de un ejercicio de complementación entre dos jugadores.

Cuando ambos usuarios que están jugando It Takes Two comprenden que se están complementando, comprenden de inmediato que deben trabajar en equipo y poseer una coordinación para poder sortear los distintos obstáculos. Ahora bien, la variedad de los niveles hace de la experiencia mucho más duradera y entretenida, porque así como estás en los rincones más profundos de una casa en el campo, también en jardines con criaturas.

Lo curioso es que la narrativa siempre te muestra algo de lo que Cody y Mary son culpables; una caja de herramientas olvidada o en su defecto una aspiradora sin arreglar. Finalmente, la pareja se debe hacer responsable de todas las acciones a su alrededor que tal vez pasaron por alto por preocuparse por otras nimiedades.

Vale la pena comprender que It Takes Two es una especie de viaje fantástico que se debe consumir en pareja y seguramente más de uno comprenderá que, cuando está bien pensado, jugar con alguien más puede ser igual de productivo y entretenido que a solas

La apuesta de Josef Fares

Como lo mencionamos al inicio, Josef Fares está seguro de que It Takes Two es un gran juego y por eso te pagará mil dólares si te llega a aburrir. Ahora, multiplica eso por dos porque se trata de un título cooperativo, es como una especie de apuesta de ‘doble o nada’.

La realidad es que la apuesta de Josef Fares toma un camino seguro, efectivo, donde los jugadores deben pensar antes de actuar y disfrutar del entorno alrededor de It Takes Two. Claro, eso es solo aspecto superficial, sin embargo, por encima existe un producto muy bien estudiado, porque ese libro con acento español que pones pruebas a Cody y Mary trae cierta psicología digerible para las parejas con problemas.

Sí, It Takes Two puede ser un juego muy sentimental que no todos podrán digerir, especialmente si han vivido por una separación, ya sea al ver a sus padres o con su pareja. Es de aplaudir el esfuerzo que no se ve a primera vista hasta que juegas, porque a veces la narrativa queda en segundo plano cuando debería ser un pilar que sostiene al juego.

Por otro lado, en temas más superficiales, el rendimiento de It Takes Two será clave para que la experiencia de juego sea eficiente, especialmente porque tanto consolas como PC deben procesar dos ambientes a la vez. No vemos muchos problemas para PS5, Xbox Series X|S y una buena PC para jugar, pero, PS4 y Xbox One tal vez sufran o presenten una versión muy rebajada de It Takes Two.

Por qué deberías jugar It Takes Two

Es complicado emitir un juicio de un juego con apenas dos niveles, pero, con toda claridad podemos decir que esa primera probada fue muy digna y nos quedamos con ganas de tener un poco más de It Takes Two. Incluso, el juego debería ser un verdadero desastre en los niveles subsecuentes como para que nos comience a disgustar.

Claro, quisiéramos que It Takes Two tuviera crossplay entre plataformas ajenas, también que saliera para Nintendo Switch, pero, con una planeación muy bien definida. Por otra parte, tratándose de Josef Fares podemos decirte que esta aventura es lineal y no trata de ser otra cosa. ¿Por qué no ser más propositivo? El director habla de que la gente no acaba los juegos y no tiene caso volverlos locos con decisiones por tomar.

It Takes Two va por un camino muy bien establecido y no quiere salirse de él, es congruente con sus ideales y seguramente quienes tenga la oportunidad de probar este nuevo título podrán disfrutar de una experiencia muy emocionante que solo se puede llevar a cabo en pareja.

It Takes Two saldrá a la venta el 26 de marzo en PC, PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X|S.

Facebook Comments
EA OriginalsHazelight StudiosIt Takes TwoJosef Fares