Reseña: 'Maneater' – La historia del baby shark es muy sangrienta | TierraGamer Reseña: 'Maneater' – La historia del baby shark es muy sangrienta | TierraGamer

Reseñas

Reseña: ‘Maneater’ – La historia del baby shark es muy sangrienta

By  | 

La vida del tiburón está llena de peligros

Los juegos de mundo abierto siempre brindan una sensación de libertad, pero casi todos tiene como protagonistas a humanos o personajes humanoides.

Maneater llamó la atención desde su presentación, pues nos ponía en la piel de un temible tiburón al cual podríamos controlar para desatar el caos.

Tal fue la expectativa por este título, que muy pronto fue apodado como el GTA de tiburones, aunque quizá el título le quedó grande.

Después de probar este juego por varias horas, te contamos qué tal está en nuestra reseña.

Maneater es una mezcla de RPG y un juego de acción, el cual fue desarrollado por Tripwire Interactive y lanzado el pasado 22 de mayo para Playstation 4 y Xbox One.

Como ya te mencionamos, cuenta con un mundo abierto en dónde tendrás que alimentarte para convertirte en escualo más poderoso de tu especie, pero no será fácil.

De baby shark a terror del océano

Maneater te pone en el papel de un poderoso tiburón lamia que es asesinado por un hábil cazador; sin embargo, este no cuenta con que en las entrañas de su presa hay un agresivo bebé.

Es aquí donde empieza tu aventura, la cual te llevará desde las superficiales aguas de un pantano hasta el amplio océano.

Maneater-1
Todo comienza fuera del mar.

Cómo un tiburón en crecimiento, tu misión principal será alimentarte de todo lo que veas para adquirir nutrientes y subir de nivel, aunque también podrás mejorar algunas características.

Un gracioso reality show de la vida salvaje

A diferencia de otros títulos, Maneater no cuenta su historia de forma tradicional, sino que se vive a través de la narración de un reality show de la vida salvaje.

La trama principal es muy sencilla, y básicamente se centra en tu personaje buscando venganza del cazador que mató a su madre, aunque no esperes una historia dramática.

Maneater-Pete
El villano de la historia.

En lugar de estar lleno de momentos emocionales, Maneater cuenta con una narración graciosa que constantemente lanza chistes inspirados en los tiburones, así que en más de una ocasión te sacará una sonrisa.

Ser tiburón es demasiado monótono

La vida de un animal salvaje no parece ser tan compleja, al menos en Maneater, ya que a pesar de contar con varios movimientos útiles, tu objetivo será simplemente masticar y nadar.

Este ciclo tiende a volverse muy repetitivo, al grado de que en más de una ocasión nos terminó doliendo un dedo de tanto presionar el mismo botón.

Checa también: Reseña: ‘Mortal Kombat 11: Aftermath’ – Por el contenido gratuito, darle tu alma es solo una opción

Cómo tú objetivo básico es comer y subir de nivel, tendrás que cazar prácticamente cada presa con la que te encuentres.

Por supuesto que las aguas, ya sean de un río o del océano no son pacíficas, pues encontrarás depredadores que te pondrán la vida difícil, y es aquí donde viene lo bueno.

Un mundo peligroso, hasta para un tiburón

Maneater está lleno de peligrosas criaturas marinas que pueden terminar tu vida en cualquier momento; no obstante, cuentas con un arsenal de movimientos que van de mordidas a movimientos de evasión y hasta ataques.

Enfrentar a estos depredadores suele ser una tarea algo complicada, pues tendrás que buscar el momento exacto para morder, evadir o golpear con tu cola. Todo mientras intentas enfocar la cámara para no perder a tu objetivo.

Es aquí donde llega un primer problema, ya que a pesar de existir la capacidad de fijar un objetivo, debes buscarlo constantemente girando la cámara, y a veces su velocidad lo complica mucho.

Tu recorrido te llevará a recorrer diferentes zonas llenas de comida y amenazas, siendo las más importantes los Alfas

Tiburon-Alfa
Los enemigos más poderosos.

Estos depredadores tienen velocidad, resistencia, ataque y hasta niveles mayores al tuyo, así que deberás ser hábil para eliminarlos y abrirte camino a nuevas aguas.

El Maneater vs. los cazadores

Sería incoherente que el juego se llamará Maneater si no hubiera humanos, así que estos pueden ser cazados también, aunque tiene serías consecuencias.

Cada vez que te comes a un nadador o a los pescadores, desatarás la ira de los cazadores, quieres comenzarán a perseguirte.

Entre más destrozos hagas comenzarás a llenar tu contador de infamia, el cual llamará la atención de más enemigos.

Cazadores
Estos cazadores pueden ser un dolor de cabeza.

Digamos que funciona de forma similar a las estrellas de GTA, aunque aquí cada nuevo nivel provocará que aparezca un cazador especial, y este no se reinicia.

Esta parte es de vital importancia, ya que asesinar a estos personajes únicos te dará acceso a modificaciones genéticas que te harán más poderoso.

Está idea suena genial, pero a nuestro parecer está mal ejecutada, ya que a pesar de que estos cazadores tienen personalidad propia, sus habilidades no cambian, y el combate es prácticamente el mismo contra todos.

De baby shark a mutante

Una vez que hayas matado a muchos cazadores o cumplido ciertos objetivos tendrás la posibilidad de ‘tunear’ a tu tiburón.

Estos cambios cambian tu apariencia y te dan habilidades especiales; por ejemplo, gran resistencia, daño brutal y hasta la posibilidad de dar descargas eléctricas.

Maneater-Electrico
Uno de los sets más divertidos.

Conforme vayas avanzando encontrarás mutaciones nuevas para diferentes partes del cuerpo, incluyendo dientes, cuerpo, cola, aletas y cabeza, y si quieres sacarles todo el potencial puedes completar los diferentes sets.

Un juego divertido que se vuelve repetitivo

Maneater cuenta con una jugabilidad que lo vuelve muy divertido, y además, tiene easter eggs que los amantes de las películas de los 80 y 90 apreciarán.

Maneater-Conchas
Solo las leyendas entenderán estas tres conchas.

Comer peces y humanos es muy satisfactorio, pero tiene un gran problema, y es que se vuelve repetitivo muy rápidamente.

Sumado a esto, la historia funciona simplemente como un pretexto para tener algo que hacer, así que no esperes gran profundidad

Maneater es una buena opción para pasar el rato, pero luego de unas 15 horas habrás completado todos los objetivos y la campaña, así que no quedará mucho por hacer.

Si eres fan de los tiburones, pasaras un buen rato con este juego, pero está muy lejos de ser una maravilla.

Está reseña fue elaborada en Playstation 4.

Te recomendamos:

Facebook Comments

Maneater

7.3

Jugabilidad

7.0/10

Diversión

8.0/10

Historia

6.0/10

Sonido

8.0/10

Positivo

  • Divertido
  • Buena ambientación
  • Buenos easter eggs

Negativo

  • Repetitivo
  • Muy Corto
  • Es complicado manipular la cámara en algunos combates

Sobreviviente de las arcades más peligrosas, con más de 20 años de experiencia en el mundo gamer... y contando.