Jugadora profesional de League of Legends es blanco de acoso | TierraGamer Jugadora profesional de League of Legends es blanco de acoso | TierraGamer

Esports

Jugadora profesional de League of Legends es blanco de acoso

By  | 

Júlia ‘Mayumi’ Nakamura recibió comentarios inapropiados en repetidas ocasiones por parte de otro jugador profesional

No es la primera vez que League of Legends tiene problemas con su comunidad debido al comportamiento tóxico de algunos, sin embargo, uno pensaría que al menos a nivel competitivo las cosas deberían ser diferentes.

No obstante, las agresiones hacia una jugadora profesional de League of Legends, perteneciente a la región brasileña, dicen todo lo contrario.

Júlia ‘Mayumi’ Nakamura es la soporte suplente para el equipo profesional INTZ e-Sports.

INTZ

Y recientemente ha sido blanco de ciertos comentarios inapropiados hacia su persona, la mayoría de ellos provenientes del exjugador de Red Canids: Pedro ‘Lep’ Marcari.

Los comentarios inapropiados

Todo comenzó con la inauguración de la nueva temporada del competitivo de League en Brasil. ‘Lep’ se encontraba transmitiendo en directo y analizando las partidas cuando leyó un comentario dentro de su chat:

¿No fue tu idea que los jugadores frotaran sus testículos después de saludar de mano a Mayumi en la Superliga?

A lo que el jugador contestó:

¿Después? Yo lo hubiera hecho eso antes de estrechar su mano’.

Esta no es la primera vez que Mayumi se expone a comentarios, o acciones de este tipo, pues cuando debutó el año pasado, los jugadores de Uppercut Esports sí se ‘frotaron’ después de saludarla.

Las acciones de Mayumi

Mayumi ha respondido de manera directa a estos comentarios:

¿Qué está pasando en la cabeza de un chico de 25 años que sugiere ‘frotarse’ antes de saludar a una chica de 17 años?

Y el jugador le ha pedido ‘disculpas’ mediante sus redes sociales:

Ahora que he podido reflexionar, me gustaría disculparme con @jumayumin1. Terminé respondiendo a una persona en el chat que hizo un comentario totalmente innecesario y terminé uniéndome a la ‘broma’. No estoy de acuerdo con actitudes como esta y prometo que ya no sucederá.

No obstante, parece que la disculpa solo la hizo para no quedar mal con la comunidad después de que su video se hiciera viral pues, poco después en otra transmisión, continuó hablando mal de Mayumi.

E incluso acusó a la jugadora de mantener relaciones sexuales dentro de los estudios de League.

La jugadora no se quedó callada y volvió a confrontarlo al respecto:

Buenas noches @lep139, respóndeme una cosa: ¿de qué sirve disculparse públicamente y luego difundir mentiras? ¿Te das cuenta de lo que estás haciendo?

El apoyo por parte de los equipos competitivos

Después de esto, Mayumi declaró que no teme iniciar acciones legales contra Lep por acoso y difamaciones. Además, el equipo al que pertenece la jugadora, INTZ e-Sports, también se ha pronunciado en Twitter:

INTZ por medio de la presente expresa nuestro rechazo al acto cometido por el Sr. Pedro Marcari en relación con nuestra atleta profesional Júlia Mayumi, el día 25.01.2020.

Afortunadamente Mayumi ha recibido apoyo por parte de la mayoría de la comunidad, y aseguró que continuará su camino como profesional no solo por ella sino por las futuras jugadoras.

De igual manera, otros equipos deportivos han expresado su solidaridad con ella y el repudio por esta clase de acciones:

Prodigy Esports es una organización de deportes electrónicos dirigida también por una mujer. Por lo que nos gustaría dedicar una palabra de solidaridad y apoyo a la atleta profesional de League of Legends, Julia Mayumi, del equipo INTZ.

Resulta interesante que este tipo de comportamientos tóxicos prevalezcan, aún después de la gran exposición que tuvo el acoso y las agresiones contra la también jugadora profesional de League of Legends, Maria Creveling, quien falleció el año pasado.

Te recomendamos: League of Legends: Inicia la temporada 2020 y estos son todos los cambios.

Facebook Comments

Los videojuegos y los cómics son lo mío. Poseo el récord mundial en acariciar perritos.