Microsoft no quiere competir con Sony en la próxima generación de consolas

Xbox quiere producir títulos de calidad, más que competir.