Olvida el ‘Detroit Smash’, este es el Quirk más extraño de My Hero Academia | TierraGamer Olvida el ‘Detroit Smash’, este es el Quirk más extraño de My Hero Academia | TierraGamer
Advertisement

Anime

Olvida el ‘Detroit Smash’, este es el Quirk más extraño de My Hero Academia

By  | 

Ese grito da más risa que miedo.

Una de las cosas que más nos gustan de My Hero Academia son los famosos quirks, esas habilidades que hacen únicos a todos los personajes.

Los poderes de All Might están entre los más impresionantes, y para distinguirlos es necesario invocar un grito que les de personalidad propia.

Quizá el más icónico de todos es el ‘Detroit Smash’, pero si creías que era el más divertido de evocar, estás equivocado, pues ya hay un digno competidor.

Si no lo sabías, existe un spinoff llamado ‘My Hero Academia: Vigilantes’, el cual sigue la historia de Koichi Haimawari, un chico que usa sus habilidades para ayudar a los demás.

Esta precuela ha sido bien recibida por los fans de la serie original, y en uno de sus últimos números reveló el que podría convertirse en uno de los gritos más peculiares de esta obra.

La última entrega nos mostró que Captain Celebrity, un héroe americano, se ve envuelto en problemas debido a un Nomu experimental.

Crawler, en un intento por apoyarlo, utiliza una curiosa técnica que es invocada con la ridícula frase “Ultimate Rapid Fire Combo: The Crawler’s Shooty-Go-Blam-Blam-Blam-Blam-Blam!!”.

Por supuesto que en una batalla real no debe ser muy práctico invocar semejante nombre, pues en ese tiempo los villanos podrían destruirte.

Aunque suena como un grito chistoso, sigue siendo más práctico e imponente mirar a tu enemigo a los ojos mientras dices en voz alta «¡Detroit Smaaaash!»

Si quieres ver qué ocurrió antes de que Deku entrara a la escuela de héroes e incluso de que Aizawa se hiciera profesor, puedes darle un vistazo a My Hero Academia: Vigilantes.

Te recomendamos:

Fuente.

Facebook Comments

Sobreviviente de las arcades más peligrosas, con más de 20 años de experiencia en el mundo gamer... y contando.