No solo es Huawei, políticas de Estados Unidos ya afectaron a Nintendo

Nintendo ya está sufriendo las consecuencias.