Pepsiman y los 5 juegos basados en marcas Pepsiman y los 5 juegos basados en marcas

Especiales

Pepsiman y 5 juegos basados en marcas

By  | 

Estos títulos trataron de llegar a la cima también, pero quedaron en el olvido muy rápido

¿Recuerdas Pepsiman? Ese mítico videojuego que casi todos consiguieron en su mercado de confianza.

Pepsiman, a pesar de no ser un título tan reconocido en su momento, fue tan grande entre los jugadores que se ganó el corazón de miles en todo el mundo.

Pepsiman está lejos de ser el único videojuego basado en marcas, también llamados advergame. Varias empresas comerciales han intentado desarrollar videojuegos, ya sea con fines publicitarios o por tratar de entrar a una industria nueva.

Aquí te dejaré cinco ejemplos de títulos que intentaron seguir al legendario Pepsiman pero que en su intento, no lograron más que quedar en el olvido.

1. Fido Dido

¿Te acuerdas de ese legendario personaje que creó 7Up para promocionar el refresco llamado Fido Dido? El también quería protagonismo y tuvo su propio videojuego. Este es probablemente, el mejor de esta lista.

Fido Dido hizo su debut en este mundo con un título clásico de plataforma lanzado en Sega Mega Drive o mejor conocido en América como Genesis en 1985. El concepto era divertido y parecía que sería el siguiente en formar parte de la historia, pero desafortunadamente fue olvidado muy rápido.

Tampoco fue por nada, los usuarios que lo jugaron advirtieron que de inicio es entretenido pero con el paso de niveles se vuelve repetitivo, sin mucho contenido qué explotar y que rápidamente cae en lo aburrido.

Lastimosamente, luego de este fracaso PepsiCo decidió salir de la escena de los videojuegos y seguir con su promoción comercial normal.

2. Yaris

No te equivocas, en efecto es un videojuego del modelo de auto perteneciente a Toyota. Yaris fue un juego de carreras lanzado para Xbox 360 en el 2007. El título estaba disponible de forma gratuita través de Xbox Live Arcade.

Se supone que esta entrega iba a ser un juego de carreras futurista donde podríamos elegir entre tres increíbles modelos de Yaris, cada una con su propia arma robótica para que las cosas se pusieran más interesantes en la pista. Sin embargo, nada salió como lo planeado y el título de Toyota terminó siendo uno de los peores de la historia.

Yaris fue tan pero tan malo, que es uno de los juegos con menor calificación en Metacritic. Para todo esto, el juego contaba también con un modo multijugador donde dos personas podían “divertirse” siempre y cuando jugaran en la misma consola.

El título terminó con una calificación de 17/100 en Metacritic y creo que fue una buena enseñanza para Toyota. El desarrollo de videojuegos no es tarea fácil, se necesita de mucho trabajo y esfuerzo de por medio para lograr un juego que enganche a los fans, no solo se hacen con fines de promoción.

3. Donald Land

Este videojuego es un tanto extraño. Donald Land es un título de plataformas lanzado en 1988 por parte de Mc Donald’s. El restaurante de comida rápida quiso hacer su salto también a los videojuegos muy al estilo de Fido Dido.

El juego estaba disponible para NES y el concepto de las plataformas es bastante simple. Utilizaron a su famoso payaso Ronald McDonald para desarrollar en conjunto con Data East un videojuego que le diera un poco de competencia a Mario.

El problema es que su diseño de niveles es en extremo simple, carente de variedad y aunque en ese entonces no existía la tecnología de hoy, aún así parecía que se habían esforzado por usar dos o tres colores en todo el juego.

El objetivo principal era simple, derrotar a tus enemigos mientras evitas que te hagan daño y todo mientras recoges hamburguesas por todos los niveles. Ni siquiera tiene puzzles que entretengan un poco al jugador de nivel a nivel, solo existía un puzzle de cuatro cartas que te abrían el camino a la siguiente plataforma, pero fuera de eso nada.

4. Burger King

¿Si Mc Donald’s pudo, por qué yo no? Luego de ver que en los 90 su archienemigo le entró a esto de los videojuegos, Burger King decidió que también podía y lanzó tres juegos para Xbox y Xbox 360. La verdad es que no está nada mal comparado con los dos anteriores.

PocketBike Racer, Sneak King y Big Bumpin’ donde la compañía de hamburguesas utilizó a su mascota The King. El mejor sin duda era el segundo, donde el personaje tenía que escabullirse entre los enemigos para repartir los pedidos de los clientes. Sinceramente los otros dos aunque tenían lo suyo, nunca fueron de gran importancia.

Crédito: IGN

Ni siquiera este segundo logró dar un verdadero salto que lograra el cometido de pasar a la posteridad y de paso, hacer una gran promoción a Burger King. Sin embargo, en cuanto a los juegos de las marcas, estos son de esos que al menos te hace pasar un rato divertido.

5. Coca-Cola Kid

No podía faltar el rey de la mercadotecnia. Lo malo es que el videojuego de la enorme franquicia solo salió disponible para japón en 1994. La estrella en el juego se trata de la mascota japonesa Coca-Cola Kid.

El concepto era igual de simple que los demás, aunque un poco mejor llevado. Era un género acción-plataforma que se centraba en que el personaje derrotara a los enemigos parecido al estilo de Double Dragon.

El corto pero entretenido videojuego también estaba incluido en un paquete rojo de Game Gear, donde podías revivir las aventuras que habían llegado de forma independiente a Genesis.

Hasta ahora, a los videojuegos desarrollados por marcas no les ha ido muy bien. Luego de Pepsiman, las compañías intentaron por todos los medios alcanzar la misma gloria que alguna vez saboreó nuestro hombre metálico sin éxito alguno.

Es divertido y nostálgico recordar todo lo que sucedió en los 90, aunque éstas no lograron la fórmula adictiva que Pepsiman logró en ese entonces.

Te puede interesar:

Pero dime, ¿Cuál es tu mejor recuerdo de Pepsiman?, ¿Conoces o jugaste alguno de estos títulos? Me encantaría saber tu opinión en los comentarios.

Facebook Comments

Redactora y Community Manager. Mi vida se resume en jueguitos, música, deporte y mucha comida. Crecí amando The Legend of Zelda y el Metal Progresivo.