PlayStation gastó más en anuncios que Xbox y Nintendo

¿Habrá funcionado esta estrategia?