Reseña: 'Dirt 5' - Sin miedo a ensuciarse | TierraGamer Reseña: 'Dirt 5' - Sin miedo a ensuciarse | TierraGamer

PC

Reseña: ‘Dirt 5’ – Sin miedo a ensuciarse

By  | 

Carreras de rally en dos generaciones de consolas

A estas alturas, ya sabemos que Codemasters tiene un pedigree envidiable en cuanto al género de carreras. Y a pesar de que el sub-género de rallies es uno que ha estado un tanto descuidado en los últimos años, Dirt 5 viene a llenar ese vacío.

Y esto lo hace con muchos ojos encima ya que es el primer juego de carreras que muchos jugaremos en la nueva generación de consolas.

Aunque por ahora, nos centraremos en la generación actual… Prepárate para el viaje, se va a poner bueno…

Jugando sucio

Dirt 5 pone al frente y al centro a su modo campaña (o también llamado Trayectoria), en el cual recorremos varias localidades alrededor del mundo participando en distintos eventos con una selección bastante robusta de autos a nuestra disposición repartidos en distintas clases.

La campaña hace un excelente trabajo presentando diez localidades, que van de cañones en Arizona hasta montañas en Nepal, y enseñándote qué clase de carreras y eventos puedes correr en esos lugares. Y este es uno de esos juegos en los cuales cada carrera realmente se siente distinta.

Supongamos que corres en una pista lodosa con un auto ultra ligero que tiene muy buena velocidad aunque un manejo de curvas algo inestable. Ahora, supongamos que se hace de noche, que comienza a nevar. Posteriormente la nieve se acumula más en la segunda o tercera vuelta que al principio de la carrera. Todos estos factores pueden llegar a participar de una carrera que en si misma ya es caótica, por el tipo de juego del que hablamos, dando un sabroso reto y una sensación única a cada carrera.

Muy probablemente no jugarás dos que se sientan muy similares en una misma sesión. Sobre todo si para la siguiente decides probar con un vehículo más pesado o con mejor torque.

La trama de esta campaña la llevan ni más ni menos que Nolan North y Troy Baker, nombres que seguro a estas alturas ya conoces.

Dirt 5

Sin embargo, es el formato lo que llama la atención ya que son solo sus voces las que llevan la historia, junto con un podcast entre eventos que te da a entender un poco de la situación que hay en el campeonato.

Es extraño no ver alguna especie de personaje digital basado en ellos, o algún tipo de cutscene pero lo cierto es que hacen un trabajo excelente para llevar la historia entre carreras de principio a fin. Como siempre te recomiendo jugar el juego en inglés, ya que el doblaje no hace justicia a los chuscos y divertidos guiones.

Correr te dará 3 cosas: experiencia, reputación y dinero (también llamado Dirt Dollars) y estas tres monedas te permitirán ir desbloqueando contenido estético, comprar nuevos autos y hasta tener la oportunidad de conseguir patrocinadores que aumenten tus ganancias conforme te vaya yendo mejor en la carrera.

Otras modalidades de Dirt 5

Además de la Trayectoria, existen otros modos que no pueden faltar en el apartado arcade: Pruebas Contrarreloj y Juego Libre con carreras personalizadas en las cuales puedes ajustar detalles como el clima, la hora del día y el número de oponentes que quieres en cierta carrera.

He encontrado que este modo en particular me ha servido mucho para practicar los eventos más difíciles de la campaña principal.

Dirt 5

Y te tengo una excelente noticia: hay modo multijugador para hasta 4 personas en línea y local. ¿Cuándo fue la última vez que supiste de un juego de carreras con split screen para 4 jugadores? ¡Esos son raros hoy en día! Ojalá que tengas con quien aprovecharlo pues funciona de manera excelente.

También existe un modo online que no pude probar al momento de hacer esta reseña, y otro interesante modo llamado Playgrounds, que es un constructor de pistas y circuitos que permitirá subir y descargar pistas en línea para probar las mejores creaciones de los jugadores.

Espero de verdad que nuevos y veteranos de la serie le saquen jugo a este modo para aumentar la longevidad del juego de manera importante.

Finalmente, en el Garaje puedes personalizar tus autos y tu identidad como jugador con algunas opciones cotorras que te ayudarán a ponerle tu sabor a un perfil que de otra manera sería idéntico al de miles.

Dirt 5

Bueno y bonito…

Dirt 5 es un juego lleno de personalidad. Desde los primeros momentos que lo juegas se notan los colores brillantes, los hermosos menús y el soundtrack que está muy bien elegido.

Pero más allá de eso, los autos son quienes se llevan el premio por atención al detalle (como debe ser). Mencioné antes que existe una gran variedad de vehículos para la gran cantidad de terrenos que aquí encontramos que va desde roca y grava suelta hasta lodo y nieve alta. Y cada vehículo se ve, suena y maneja de forma distinta. Pero todos ellos bien ajustados a los estándares que uno espera.

El juego tiene dos modos gráficos a elegir; uno que se enfoca en mantener 60 cuadros por segundo y otro que se enfoca en mantener la máxima calidad de imagen posible (4K en PS4 Pro y Xbox One X).

Mi recomendación es mantener los cuadros por segundo altos pues, a pesar de que el golpe gráfico sí se nota (especialmente en Xbox, en mi experiencia), es mejor contar con una animación fluida en este tipo de juegos.

Estando a unos días de tener consolas de nueva generación, estoy confiado en que no tendremos estos leves problemas gráficos que me he topado hasta ahora. Habrá que dedicar otro par de párrafos a esa experiencia llegado el momento.

Dirt 5

Atáscate, que hay lodo…

La velocidad y el torque se sienten, a pesar de que al momento de realizar esta reseña mi volante aún no era 100% compatible con el título (detalle que ya se confirmó será arreglado con un parche).

Incluso jugando con un control el manejo carece un poco de la finesa que se espera de un simulador más realista, pero hace un excelente trabajo al enfrentarte con una IA lo suficientemente agresiva y con los elementos naturales en cada curva y recta de las pistas.

Es un juego súper divertido principalmente por lo que he mencionado ya en un par de ocasiones; la variedad de vehículos y condiciones en las que corres.

Y los objetivos adicionales en cada carrera te harán elegir  el mejor vehículo para lograrlo y dominar esa clase en específico, encontrando un nuevo tipo de auto favorito en cada sesión.

Mi única observación en este apartado es el hecho de que algunas veces las penalizaciones me parecen muy estrictas para un juego tan “informal” a la vista. La IA, como mencioné antes, es lo suficientemente agresiva como para llegar a sacarte del camino o hacer que cortes curvas sin querer, lo que provoca una penalización que me ha hecho reiniciar más de dos carreras.

No está mal que se castigue el comportamiento “antideportivo”, pero creo que puede ser algo que saque de onda a más de uno buscando una experiencia más casual.

Y entonces… ¿me compro Dirt 5?

Voy a confesar que cuando supe que las consolar de nueva generación no iban a tener un Forza o Gran Turismo para estrenarlas, me sentí algo desanimado. Este sentimiento desapareció por completo a las 3 o 4 horas de haber comenzado a jugar Dirt 5.

Este es un juego digno de cerrar un ciclo y, a pesar de que no lo he probado aún en ningunas de las nuevas consolas, estoy seguro de que es uno de esos juegos que mostrará un balance adecuado entre logro técnico, jugabilidad y gráficas.

Tiene todo lo necesario para recomendarlo a cualquier fanático de los juegos de carreras: reto, accesibilidad y suficiente profundidad como para que merezca la pena invertir de tu tiempo para correr una emocionante carrera tras otra en contra de los elementos, solo o en compañía.

Me emociona pensar en lo que será el futuro a corto y mediano plazo de Dirt 5.

Facebook Comments

Dirt 5

8.3

Jugabilidad

8.0/10

Diversión

9.0/10

Gráficas y sonido

8.0/10

Positivo

  • Jugabilidad variada y buena dificultad
  • Accesibilidad para todos los gustos y niveles
  • Muy buena presentación global
  • ¡Multijugador local hasta para 4 personas!

Negativo

  • Las penalizaciones pueden llegar a sentirse muy estrictas
  • El modo Trayectoria puede sentirse algo corto