Reseña: Gears Tactics – Gears of War puede ser táctico sin perder su violencia | TierraGamer Reseña: Gears Tactics – Gears of War puede ser táctico sin perder su violencia | TierraGamer

PC

Reseña: Gears Tactics – Gears of War puede ser táctico sin perder su violencia

By  | 

El ambiente de Gears of War es propicio para un juego estratégico que no solo tiene una buena cantidad de horas de juego, también abre la historia de esta franquicia de Microsoft

Desde el inicio, la idea de Gears Tactics me pareció buena, especialmente porque el ambiente de Gears of War es propicio para plantear un juego de estrategia. Detrás de su apariencia violenta, tenemos una franquicia con un ambiente muy táctico para que los COGS acaben con los Locust.

Ahora, Gears Tactics dista mucho de parecerse a XCOM, y propone su identidad con base en todo el lore que Gears of War ya tiene. Asimismo, este es el primer desarrollo de estas características que tiene The Coalition, por eso tienen el apoyo de Splash Damage que sí tiene experiencia en juegos con sentido táctico.

Un detalle más a considerar es la plataforma en donde sale; uno pensaría que por tratarse de Gears of War, lo ideal es que salga tanto en PC como en Xbox One, sin embargo, en un movimiento poco común, solo va a estar en estos momentos en la ‘Master Race’.

Gears Tactics Gears of War

Con todo esto en mente, veamos si Gears Tactics tiene los argumentos necesarios para ser un sólido juego de estrategia que no solo expande la historia de Gears of War y se establece como una nueva y fresca franquicia que va a entretener a toda clase de público.

Aplicando la vieja confiable

Gears Tactics aplica la buena y efectiva ‘vieja confiable’ de establecerse como precuela para justificar su existencia. Esto, en el papel, es un recurso infalible que otras franquicias grandes han usado antes, sin embargo, las posibilidades de fallar son altas si el producto no resulta interesante.

The Coalition y Splash Damage aprovechan todas las dudas que surgen a partir de los personajes nuevos que aparecen en Gears of War 4 y presenta las respuestas en Gears Tactics.

Gears Tactics

De buenas a primeras, sabes que aparece Gabe Diaz, el padre de Kait, que junto a un viejo amargado llamado Sid Redbourn, se embarca para asesinar un científico Locust llamado Ukkon. La labor de este villano es la de crear enormes monstruos para esta peligrosa raza.

Dada la naturaleza del juego, la historia se desarrolla un tanto lenta, especialmente cuando ya entras al segundo acto. En el primero, sí te van soltando información valiosa que te resuelve varias dudas, pero, de pronto todo se entorpece cuando llegan las tradicionales misiones secundarias cuyos beneficios están en los retos y armamento que puedes ganar.

Gears Tactics

La naturaleza de los juegos de estrategia es que te atrapen con sus mecánicas de juego, sin embargo, es importante establecer que la historia sea interesante, solo así vas a sentir que hay un motivo claro para seguir adelante. En ese apartado, Gears Tactics cumple, pero hasta ahí.

Gears Tactics no se complica y aprovecha todo lo que existe en Gears of War para establecer un buen juego táctico

Los juegos de Gears of War parecen los típicos títulos de disparos en tercera persona que se apoyan en la exagerada violencia. Esta aseveración se queda corta porque se trata de una franquicia que da para mucho más.

Gears Tactics incluye el dramatismo y presión que los Locust ponen sobre los COGS, quienes, a pesar de su dura apariencia, no están exentos de tener quiebres emocionales. Eso lo vamos a ver tanto en Gabe Diaz como en el resto del elenco del juego.

El sistema de juego de Gears Tactics es efectivo y traslada gran parte del mundo de Gears of War a un tradicional plano estratégico que ya se ha visto en otros juegos del mismo estilo.

De inicio, tienes un mapa amplio que en la mayoría de las ocasiones está conformado por ciudades en ruinas, tal como en la serie principal. Tu equipo consta de cuatro personajes que pueden ser tanto protagonistas como soldados con nombres genéricos muy a la Gears.

Cada soldado tiene de inicio tres puntos de acción; moverse en el escenario, disparar, usar la lancer para acabar con el enemigo agonizando, realizar acciones curativas o de apoyo. Conforme avanza el juego y aparecen más clases de COGS, las acciones se vuelven mucho más complejas, abriendo el abanico táctico.

Gracias a eso, tenemos una propuesta que va evolucionando con cada misión. El mayor problema es que algunas imporantes mecánicas de juego aparecen en los momentos más irrelevantes. Esto está perfectamente justificado, ya que es importante llegar con conocimientos contra ciertos enemigos importantes.

Gears Tactics

Ahora bien, todo esto se justifica cuando llegas a las batallas contra los jefes, especialmente porque pueden ser duros monstruos gigantes dopados que requieren mucha táctica y paciencia para derrotarlos.

Misiones variadas para siempre tener un reto distinto

Los juegos de estrategia requieren que tengas una buena variedad de misiones u opciones. Si bien todo se resume de ir de un punto ‘A’ a un punto ‘B’, lo importante es cómo llegas y las distintas rutas que se aparecerán en el camino.

De buenas a primeras, en el campo de batalla vas a tener esas tradicionales barricadas para que tus soldados puedan disparar a cubierto. Si esto no fuera posible, no estarías en un ambiente de Gears of War. Luego, ya sea con el teclado y ratón o un control convencional, puedes mover la cámara para ver el combate desde el ángulo del enemigo y no solo desde tu vista.

En el escenario, por lo general, puedes encontrar mínimo una caja que puede darte artículos que mejoran la progresión de tus héroes y personajes genéricos. A partir de este punto, lo interesante se presenta en los distintos retos que estarán frente a ti.

Hay misiones muy básicas donde acabas con cierta cantidad de Locust, pero a cambio, se desarrolla la historia. Luego hay otras donde el escenario se va reduciendo y tienes que recolectar cajas mientras es imposible no recibir daño. Ya ni se diga de las que tienen cierto límite de turnos para liberar a un prisionero.

Para que Gears Tactics todavía sea mucho más variado, tienes una buena cantidad de enemigos: enormes Locust difíciles de derribar, molestas larvas que se mueren de un disparo, soldados enemigos con lanzagranadas o arcos que les puedes robar, francotiradores que te acorralan y mucho más.

Gracias a eso, tenemos un juego que no se siente tan obtuso, la propuesta siempre apela a pensar y a elegir el mejor camino para superar la misión más difícil, pero no imposible.

La progresión de los personajes y las clases

Tal vez aquí es donde encontrarás uno de los primeros baches de Gears Tactics. Los personajes suben de nivel después de superar cada misión. La cantidad de puntos que afectan sus parámetros dependerá de su actuación en el campo de batalla.

De inicio, tu escuadrón comienza con algunos héroes y reclutas que rescatas o que se van añadiendo antes de las misiones. Conforme avanzas, tienes más espacios y lo que en un inicio eran unas cuantas unidades, va aumentando hasta que tienes opciones de todas las clases.

Gears of War Gears Tactics

El apartado de las clases es muy importante, pero, también se limita a la cantidad de personajes en tu equipo. Tienes soldados con ametralladoras pesadas, ‘rangers’ con escopetas, francotiradores y más, el problema es que tienes muchas opciones, pero, pocos espacios, así que debes ser muy cauteloso a la hora de qué elegir.

Si decides ir con toda la ofensiva desde el inicio, pero no cuentas mínimo con un personaje de soporte, entonces te las vas a ver negras la mayor parte del tiempo. Luego, si juegas muy defensivo, entonces vas a tardar mucho en superar una misión. Puedes tener balance, pero, te costará trabajo.

En Gears Tactics debes cubrir mucho espacio con muy pocas unidades. Tal vez esto sea para que cuides mejor a tus soldados y no termines con un cementerio de héroes caídos en combate como sucede en XCOM. También, de esa manera, es que creas un lazo con los protagonistas del juego.

El tema de la armadura y mejora de armas depende mucho de las cajas que recolectas y de si cumples con todos los requisitos que te piden antes de cada misión. En otras palabras, se trata de una progresión muy básica de quitar y poner armamento para mejorar parámetros.

Gears Tactics podría lucir mucho mejor

El título desarrollado entre The Coalition y Splash Damage no es tan exigente como parece, con un procesador Intel i5 o un AMD Ryzen 3 la libras para correr el juego a una buena calidad. En el apartado de la tarjeta de video con una GTX 970 también puedes librarla. El único renglón que me sorprende es la cantidad de memoria que exige el juego que es de 8 GB.

Con esto establecido, es importante aclarar que el Gears Tactis se ve más o menos bien. Las animaciones que se renderean en tiempo real lucen cumplidoras, pero, los personajes en acción o en las tomas más cercanas tienen algunas deficiencias.

Lo mismo ocurre durante las ejecuciones o desmembramientos de los Locust; hay ocasiones en que de verdad estás desgarrando las entrañas del enemigo y en otras como si desarmaras un muñeco de plástico. En ese apartado todo es muy irregular.

Ahora, esto se lo podemos achacar a la configuración gráfica que pone el juego. La herramienta que tiene por defecto Gears Tactics es útil para saber si tu computadora lo puede correr perfectamente, sin embargo, tal vez no lo optimiza adecuadamente y por eso a veces no se ve tan bien.

Si cuentas con una tarjeta de video Nvidia, tendrás que esperar un poco a que salgan los controladores y configuración correcta para que este juego estratégico de Gears of War luzca como se debe.

Con todo esto establecido, vamos al punto más importante…

¿Deberías comprar Gears Tactics?

No cabe la menor duda de que Gears of War es una franquicia con muchos elementos tácticos que se pueden bajar sin problemas a una propuesta de estrategia. El chiste es mantener la identidad y, al mismo tiempo, ofrecer mecánicas profundas que mantengan al jugador ocupado.

Tal vez te interese: Reseña: ‘Teamfight Tactics’ – Toda la diversión ahora en tu celular

Hasta aquí, Gears Tactics no se vuelve un título exagerado y pretencioso que se vaya a enfocar en profundas opciones que te tienen media hora en planeación justo antes de una misión. Todo lo contrario, el usuario va a encontrar un juego ágil y fluido donde la mayor parte del tiempo te la pasas en el campo de batalla.

Por otro lado, la variedad de misiones es justa y necesaria: a veces sientes que salvar soldados no tiene chiste o que recolectar cajas contra reloj es un total desperdicio, sin embargo, todo está perfectamente balanceado para que tengas las armas adecuadas y conozcas las clases de soldados con los que podrás abordar los momentos más complicados.

La presentación visual y del sonido cumplen hasta donde es posible. Como lo mencioné antes, no necesitas de una maquina nueva para correr Gears Tactics, tal vez el único problema es el tiempo que vas a pasar configurando para que se vea realmente bien.

Si te gustan los juegos de estrategia, Gears Tactics es una buena opción amigable que no te va a marear con cientos de opciones que requieren su tiempo. ¿Quieres extender la historia de Gears of War? También es muy bueno para lograr ese cometido.

Jugamos Gears Tactics con un código para Steam proporcionado por un representante de Microsoft y Xbox.

Facebook Comments

Gears Tactics

$1,199
8.5

Jugabilidad

9.0/10

Historia

8.5/10

Gráficas y sonido

7.5/10

Diversión

9.0/10

Positivo

  • Buenas mecánicas de juego
  • Una historia entretenida que aumenta el 'lore' de Gears
  • Mantiene la acción por la que es conocida la serie
  • Buena cantidad de misiones

Negativo

  • La progresión podría ser mucho más clara
  • El apartado gráfico tiene deficiencias
  • Necesitaba un poco más de desarrollo para pulir errores

Content Manager en TierraGamer. Amante de los videojuegos, la lucha libre profesional, la NFL y, sobretodo, Star Wars. Justo cuando crees tener las respuestas. yo cambio las preguntas-