Crítica: 'Superman Red Son' – Una buena manera de conocer los mundos alternos | TierraGamer Crítica: 'Superman Red Son' – Una buena manera de conocer los mundos alternos | TierraGamer

Cine

Crítica: ‘Superman Red Son’ – Una buena manera de conocer los mundos alternos

By  | 

La adaptación es buena pero falla en algo esencial: Trasladar la ambigüedad de la obra

Superman: Red Son es una de las más recientes producciones de Warner Bros. Animation, lanzada directamente en video este febrero; Red Son es una adaptación cinematográfica del cómic homónimo escrito por Mark Millar, Dave Johnson y Killian Plunkett.

Superman Red Son

Con la dirección de Sam Liu y el guión de Mark Millar y J.M. De Matteis esta cinta aborda uno de los tantos Elseworlds de DC Cómics, las historias que cuentan versiones alternas de los héroes clásicos que todos conocemos.

¿De qué trata Red Son?

En este caso, la pregunta ¿Qué pasaría si…? Se centra en Superman, quien en lugar de crecer como un ejemplar ciudadano norteamericano, se cría como un ejemplar ciudadano ruso.

Según la historia de Red Son, la nave de Superman aterrizó en Ucrania durante el régimen comunista en los años 50’. Kal-El es tomado como hijo adoptivo por Stalin y educado bajo los ideales de la Unión Soviética.

Las versiones alternas de los héroes clásicos

Además de Superman, también conocemos a las versiones alternas de otros personajes, como a Lex Luthor y su esposa, Lois Lane-Luthor; así como a Hal Jordan, quien de una manera u otra termina cumpliendo su destino como parte de las Green Lantern.

Wonder Woman también hace su aparición, aunque como amiga del Hombre de Acero con quien comparte ciertos ideales, al menos al inicio de la historia.

No obstante, en un intento por incluir su naturaleza guerrera, Diana se convierte en un personaje muy forzado con líneas incesantes sobre lo terrible que son los hombres. Quizá es uno de los héroes que más se aleja de su versión original.

Aunque habría que considerar que al referirse a ‘los hombres‘ no solo hace alusión al género, pues también desprecia la conducta violenta y destructiva de la humanidad como un todo.

Habría que añadir que un personaje con tintes feministas, y bien logrado, es Lois Lane; una periodista independiente que lucha por sus ideales y su independencia, especialmente ante su esposo. El agudo intelecto de Lois es una característica bien preservada en esta adaptación.

Finalmente, en esta versión Superman se vuelve el estandarte y símbolo del comunismo, además de ser considerado como el protector del pueblo.

El conflicto interno de Superman

Sin embargo, no todo es lo que parece pues, gracias a Lois, descubre los horribles métodos de represión utilizados por Stalin, como los conocidos ‘gulag’: campos de trabajo forzado utilizado por las autoridades soviéticas para castigar a todos aquellos que estaban en contra del régimen comunista que imperaba.

A partir de esta revelación, Superman se da cuenta que la naturaleza humana es errática y llena de conflicto, por lo que se atribuye la responsabilidad de guiar a la humanidad y crear un mundo mejor, debido a ello comienza a expandir el régimen comunista a lo largo del globo terráqueo… excepto a Estados Unidos.

El antagonista de esta historia es Lex Luthor, quien se erige como el líder del pueblo libre y que ‘mejor encarna’ los ideales del pueblo americano como libertad y democracia.

La adaptación falla en crear ambigüedad

Es en este punto en donde la adaptación comienza a flaquear un poco, pues a partir de este momento la película se define, notoriamente, como ‘pro yankee’ desde una perspectiva maniquea.

Norteamérica se erige como la nación ‘buena’ y llena de valores; mientras que la Unión Soviética es ‘el enemigo’ y el comunismo lleva a la gente a la locura.

Lo anterior no sería un problema si no atentara contra uno de los pilares esenciales de la historia original, pues en Red Son una de las preguntas fundamentales es ¿la bondad de Superman es algo innato o fue una cualidad que aprendió mientras se criaba en la Tierra?

Superman es representado como un personaje tonto (o ingenuo y puro, aunque de manera mal lograda), y tiránico a lo largo de toda la cinta, no es hasta el final que se redime realizando el sacrificio máximo.

La diferencia con la obra original

La historia original logra de muy buena manera presentar ambas ideologías (el capitalismo frente al comunismo) en un enfrentamiento que resulta totalmente ambiguo, y que añade tanto profundidad como complejidad a Red Son.

Por otra parte, Lex Luthor siempre actúa como contrapeso positivo, y por tanto, no importa que incluso asesine para lograr sus objetivos; sus acciones están justificadas porque está deteniendo a la amenaza que significa un Superman comunista.

Finalmente, en cuanto al apartado técnico, la animación cumple con los estándares esperados por parte de Warner Bros. Animation, aunque si eres muy observador podrás notar algunos cuadros fuera de lugar.

Red Son es una buena adaptación, sin embargo, no logra conectar en muchos niveles con la audiencia como sí lo han logrado otras películas animadas, uno de los mejores referente es All-Star Superman.

Y no parece ser por el contenido narrativo, más bien parece que el salto a la animación se quedó un poco corto.

No obstante, para aquellos que desean acercarse a los mundos alternos por primera vez, esta cinta es una gran opción.

Superman: Red Son ya se encuentra disponible en formato DVD y Blu Ray.

Te recomendamos: Keanu Reeves volvería como Constantine en una secuela.

Facebook Comments

Los videojuegos y los cómics son lo mío. Poseo el récord mundial en acariciar perritos.