Reseña: ‘Yakuza: Like a Dragon’ – Aún es bueno ser el héroe | TierraGamer Reseña: ‘Yakuza: Like a Dragon’ – Aún es bueno ser el héroe | TierraGamer

Reseñas

Reseña: ‘Yakuza: Like a Dragon’ – Aún es bueno ser el héroe

By  | 

En un mundo donde se premia a los antihéroes por ser mucho más ‘humanos’, Ichiban Kasuga nos enseña que los ideales y los sueños nos pueden inyectar algo llamado esperanza

Yakuza: Like a Dragon es el primer paso en la nueva dirección de esta franquicia de Sega que maravilló a propios y extraños durante mucho tiempo. Lo interesante es que no solo deja atrás a su protagonista, también a su estilo de juego de acción aventura para adentrarse en un sistema de RPG.

Ahora, el cambio no se da nada más porque sí, es un claro tributo a la tradición que tiene Japón por sus RPG y la misma narrativa lo justifica. Sí, a veces se siente como un Persona – especialmente por la apariencia en los menús – pero luego luce como Dragon Quest. ¿Por qué decir esto? Es fácil, Yakuza: Like a Dragon hace mucho énfasis en el juego.

¿Esto se presta para el tradicional cliché del camino del héroe? ¿No se trata de otro exagerado juego japonés que no se medirá a otras propuestas mucho más ‘serias’? Yakuza: Like a Dragon no será tan robusto como un juego de rol de Bethesda o de un presupuesto enorme como uno de Square Enix, pero, es una garantía de diversión y estas son las razones.

La tradicional historia llena de drama y esperanza

Desde su existencia, la mafia japonesa siempre ha sido un buen argumento para contar historias dramáticas, porque no solo se trata de gánsteres haciendo fechorías; el honor, las familias y el control son una parte clave de esta cultura. Yakuza: Like a Dragon retrata este apartado de forma artística y épica.

Atrás quedaron las historias de Kazuma Kiryu, un tipo de un corazón cálido que siempre trata de hacer lo correcto al grado de ser un poco ingenuo. Sucede casi lo mismo con Ichiban Kasuga, quien desea entrar al mundo de los Yakuza a como dé lugar porque ya no tiene a dónde ir.

Yakuza: Like a Dragon

Durante ese lapso introductorio, nos presentan a las familias y sus trágicas historias, incluso los niveles que hay entre ellas, por ejemplo, te cuentan que el clan Arakawa es una familia menor mientras que el Tojo son los grandes en Kamurocho – el sitio donde se desarrollan todas estas historias -. Luego conoces la trágica historia del mandamás de los Arakawa y por qué vive así.

Finalmente, te describen un escenario donde todo es oscuro, lleno de desesperanza donde solo los que perseveran llegan lejos y los aprovechados se estancan. La traición está a la vuelta de la esquina y eso le cuesta a Ichiban años de cárcel, muy a pesar de ser leal y fiel hasta los dientes a la gente que ‘lo rescató’ de la vida que terminaría en una muerte segura’.

También te recomendamos: Reseña: NBA 2K21 – Primeros pasos de lo que la nueva generación puede ofrecer

Ichiban Kasuga es la verdadera razón de por qué Yakuza: Like a Dragon es un RPG

Nuestro protagonista, Ichiban Kasuga, era un chico problema que vivió una infancia un tanto tormentosa en una especie de burdel. Digamos que nunca le faltó amor, pero, no era el lugar ideal para crecer para un niño. Ojo, eso no quiere decir que nuestro protagonista no creciera con ideales, especialmente cuando Dragon Quest fue un referente para él cuando era pequeño.

Por esta razón es que el juego tiene una mecánica de combate por turnos con menús estilo RPG. Ahora, eso se traduce de un modo muy curioso al mundo de Yakuza: Like a Dragon, especialmente porque no vemos magia, sino ataques muy exagerados que bien podrían ser simples golpes.

Yakuza: Like a Dragon

Verás, tienes la posibilidad de realizar un ataque normal, luego otro especial, manipular ítems y, por supuesto, defenderte. Lo genial de todo esto es que el combate está muy bien pensado. Cuando asestas un buen golpe, el enemigo queda en el piso, detalle que ayuda a otro personaje tuyo para rematarlo mientras está indefenso.

Todo es muy exagerado, pero, a la vez, muy heroico y eso es lo que le va a brindar una gran personalidad a Yakuza: Like a Dragon. Este es uno de los puntos clave para disfrutar de esta experiencia que parece reiniciar la franquicia de Yakuza en direcciones que no tenías en mente.

Un juego con tintes políticos y de un mensaje que transmitir

Un buen RPG no tiene solo a un protagonista, nos presenta por lo general a varios héroes que deberán de luchar por un bien común, en otras palabras, Ichiban Kasuga no está solo, lo acompañan Koichi Adachi, un detective venido a menos que busca las mismas respuestas que Ichiban; Nanba, un ‘homeless’ que rescató a Ichiban de la muerte; y Saeko Mukoda, quien maneja un bar y se une a la causa de nuestro héroe.

Las distintas personalidades de cada uno de los protagonistas de Yakuza: Like a Dragon tienen mucho que aportar a la historia. Primero porque tenemos a un detective que ahora solo quiere saber la verdad, luego a un tipo sin oportunidades en la vida y la esperanza es en lo último que piensa y una mujer cuyos ideales son realmente sólidos.

Yakuza: Like a Dragon

Eso luego lo redondeamos con el nuevo escenario el cual ya no tiene que ver tanto con Kamurocho. Gracias a esto tenemos la oportunidad de explorar un sitio como Yokohama que está lleno de mafia coreana y problemas que el clan Arakawa le dejó a Ichiban.

Ahora, en las calles vamos a ver protestas contra inmigrantes, prostitución y todo lo que la extrema derecha de Japón quiere en su nación. Yakuza: Like a Dragon hace mucho énfasis en esto y eso ayuda a que la experiencia se sienta mucho más humana. Como siempre, esto es parte del drama y un sello en la franquicia que no se puede dejar de lado.

Todo lo que puedes hacer en Yakuza: Like a Dragon

Así como en otras entregas, Yakuza: Like a Dragon no pierde esa parte de realizar más de una actividad ajena a la historia principal. Sí, puedes visitar los locales arcade de Sega (que pronto desaparecerán), participar en temáticas de Karaoke, correr en un minijuego de karts y ayudar al crecimiento de un negocio.

Vale la pena disfrutar cada uno de estos apartados de Yakuza: Like a Dragon, especialmente porque desvían un poco el estrés de la historia. Ahora, uno pensaría que cada uno de estos apartados estaría hecho al aventón o sin mucho cuidado, pero, no es así.

El juego de karts cuenta con una física muy solida y entretenida. Lo que sí es un hecho es que tal vez la proporción de los personajes y autos no sea la más correcta, pero para efectos de juego, cumple. El karaoke también es una maravilla, tanto que vas a jugarlo más de una vez.

El apartado de la administración de negocio requiere mucho tiempo, pero, cuando lo logras dominar te enamoras de este minijuego el cual cumple cabalmente con el objetivo de entretenerte. Incluso hay otro minijuego en el que Ichiban tiene que superar un examen para poder acabar la escuela.

Una historia sólida llena de dramatismo

Yakuza: Like a Dragon es un juego muy exagerado y eso está bien, así deben ser de dramáticas estas historias. El trabajo de los actores de doblaje tanto en inglés como en japonés es notable.

Ahora, a diferencia de Kazuma Kiryu, Ichiban Kasuga quiere ser el héroe a como dé lugar y todo es gracias a que es fan de Dragon Quest. No es ninguna coincidencia que tengamos cuatro protagonistas con distintos puntos de vista, pero un mismo objetivo por conseguir.

Yakuza: Like a Dragon

¿Los antagonistas son malos? Bueno, digamos que nadie es bueno dentro de la mafia, pero, de alguna manera todos intentan crecer en un mundo que les quitó oportunidades. Siempre hay una historia trágica detrás de cada tatuaje, todas las cicatrices tienen una explicación.

Esta es apenas una de las tantas razones por las que Yakuza: Like a Dragon te atrapa y te provoca unas imparables ganas de querer ir a Japón a conocer esos lugares que ves tan bien recreados en el juego.

¿Deberías comprar Yakuza: Like a Dragon?

Llegó el momento que tanto estabas esperando, ¿tiene caso que vayas detrás de Yakuza: Like a Dragon? De buenas a primeras, es uno de los mejores RPG de 2020, podría decir que está a la par de Final Fantasy VII Remake en el apartado narrativo.

Gráficamente no es un juego espectacular, pero, eso no quiere decir que no pueda cumplir con su cometido de lucir bien en la nueva generación de consolas. La música y las actuaciones de doblaje también son muy sólidas, tanto, que no te vas a arrepentir de jugarlo tanto en inglés como japonés. Lo que sí es una lástima es que no está localizado para Latinoamérica.

Su precio tal vez sea un poco elevado, pero, lo podrás jugar si tienes Xbox Game Pass. En otras palabras, dale una oportunidad porque te aseguramos que no te vas a arrepentir.

Jugamos Yakuza: Like a Dragon en un Xbox Series S

Facebook Comments

Yakuza: Like a Dragon

$1,781.66 MXN
9

Jugabilidad

9.0/10

Historia

9.0/10

Diversión

9.5/10

Gráficas y sonido

8.5/10

Positivo

  • Una historia que renueva la franquicia
  • Sistema de combate entretenido
  • Gran desarrollo de personajes
  • Muchas actividades secundarias por hacer
  • Escenarios japoneses muy bien recreados
  • Notable trabajo de doblaje

Negativo

  • A veces se abusa del 'grinding'
  • La historia puede ir un poco lenta

Content Manager en TierraGamer. Amante de los videojuegos, la lucha libre profesional, la NFL y, sobretodo, Star Wars. Justo cuando crees tener las respuestas. yo cambio las preguntas-