Mientras la gente no puede terminar Sekiro, este jugador lo hizo con bongos Mientras la gente no puede terminar Sekiro, este jugador lo hizo con bongos

Videojuegos

Mientras la gente no puede terminar Sekiro, este jugador lo hizo con bongos

By  | 

Este usuario merece el título de titán por terminar el nuevo juego de FromSoftware

Desde su lanzamiento, Sekiro: Shadows Die Twice ha recibido excelentes calificaciones y opiniones tanto de fans como de medios especializados. La firma de FromSoftware se siente en cada esquina, eso incluye sin duda la gran dificultad que tiene.

Muchos usuarios pidieron que el juego sea más fácil para que su accesibilidad crezca entre los fans. Pero qué magia tendría un título de FromSoftware si no te saca canas verdes y una que otra lágrima de desesperación en el camino.

Mientras muchos jugadores se quejan de la dificultad, hay un hombre súper dotado que logró terminar Sekiro con un set de bongos de Donkey Kong.

El jugador AtwerkingYoshi acaba de hacerlo y ver el video te deja sin aliento. Si a un simple mortal como yo le tomó una buena cantidad de horas y corajes poder terminarlo, este coloso nos deja en pañales cuando vemos como defiende casi a la perfección a Isshin, el jefe final del juego.

En el video, podrás ver que sí, el jugador murió numerosas veces antes de poder lograrlo pero es la fórmula mágica de FromSoftware que te acaba enamorando. El logro de haber terminado un juego tan difícil como Sekiro: Sahdows Die Twice con unos bongos me parece realmente inédito.

Aunque ya habido personas que han hecho speedruns donde terminan la entrega en menos de una hora, nadie había hecho una hazaña como esta que no cabe duda, debe ser sumamente desafiante.

Así que ya lo sabes, si comienzas a sentir Sekiro un poco más sencillo podrías intentarlo conectando un set de Bongos de Donkey Kong e intentar pasarlo completo sin control en sí.

Te puede interesar:

¿Tú ya terminaste Sekiro?, ¿Qué te pareció la nueva entrega de Hidetaka Miyazaki?

Facebook Comments

Redactora y Community Manager. Mi vida se resume en jueguitos, música, deporte y mucha comida. Crecí amando The Legend of Zelda y el Metal Progresivo.