La hija de Starfire sorprende rompiendo estereotipos de belleza, pero aún hay un problema | TierraGamer La hija de Starfire sorprende rompiendo estereotipos de belleza, pero aún hay un problema | TierraGamer

Comics

La hija de Starfire sorprende rompiendo estereotipos de belleza, pero aún hay un problema

By  | 

Mandy Koriand’r sorprendió a los fans de DC Cómics

Starfire es una superheroína proveniente de las páginas de DC Cómics y recordada por muchos debido a que forma parte de los Titans, a lado de otros personajes como Robin y Chico Bestia.

Si bien ahora este grupo de héroes está teniendo mayor protagonismo dentro de las páginas del crossover en curso Dark Nights: Death Metal, con sus versiones ‘omega’ que puedes ver en el #53 y #54 de Death Metal: Justice League, hoy te hablaremos de otra obra en la que Starfire tiene el papel principal… o algo así.

Se trata de la novela del género Young Adult I am not Starfire escrita por Mariko Tamaki e ilustrada por la artista Yoshi Yoshitani.

De acuerdo con la sinopsis proporcionada por DC Cómics la historia girará alrededor de la hija de Starfire, Mandy Koriand’r, quien intentará desesperadamente escapar de la sombra de su madre.

I am not starfire.

¿De qué trata I am not Starfire?

Con 17 años Mandy no es su madre. Como la hija de Starfire y una marginada en la escuela, Mandy está constantemente tratando de escapar de la sombra de su brillante, agradable, divertida y famosa madre.

Pintando su cabello naranja a negro y junto a su mejor amiga, Lincoln, Mandy pasa sus días de escuela evitando a los fans de los Teen Titans, y también ocultando sus sentimientos por la hermosa, perfecta y popular Claire.

Y aunque Mandy usualmente evita pasar mucho tiempo con su mamá alien, ha estado particularmente callada ocultando un gran secreto: ha boicoteado su entrada a la universidad.

Mientras trata de resolver sus problemas, alguien del pasado de Starfire llega para hacer más caótico el futuro de Mandy y debe al fin tomar una decisión: darse por vencida sin luchar, o lanzarse a lo desconocido y arriesgar todo.

I Am Not Starfire es una historia sobre el lazo entre madre e hija, aceptar de dónde vienes y al mismo tiempo encontrar tu propia identidad sin tener miedo de fallar.

Mandy Koriand’r rompiendo estereotipos de belleza

Algo que llama mucho la atención de este diseño es que Mandy no se parece en nada a su mamá, y luce más como una chica normal de 17 años, con inseguridades sobre su aspecto y personalidad; pero que se esfuerza por encontrar una identidad propia.

Esto especialmente contrasta con la imagen que usualmente se tiene de Starfire, una mujer con medidas perfectas y un rostro angelical, y eso está muy bien para una princesa alienígena con superpoderes; pero parece que las autoras quisieron hacer de Mandy alguien más real y cercano a sus lectores.

Te recomendamos: Wonder Woman ahora es negra en las nuevas historias de DC Comics.

El problema con esta propuesta

Si bien se reconoce el esfuerzo de esta propuesta, por hacer más inclusivo el mundo de los héroes, y crear personajes más reales y familiares, algunos fans de Starfire no recibieron con alegría esta novela.

Pues aunque su creador Marv Wolfman recalcó que al ser una mujer alienígena, Starfire no tenía etnicidad de la Tierra, es decir caucásica o afrodescendiente, por ejemplo; varios ilustradores y escritores sí se han inspirado en mujeres de la vida real, como la supermodelo de piel oscura Naomi Campbell, al momento de plasmar a Starfire en los cómics:

Nightwing y Starfire visitan las tumbas de los Grayson en Identity Crisis #1.
Imagen: Rags Morales, Michael Blair (DC Comics) / vía Gizmodo.

En suma, el problema con Mandy Koriand’r es que parece ignorar toda la esencia del personaje de su madre, y no solo en el aspecto físico; pero mejor dejaremos que los fans lo expresen.

Las opiniones de los fans sobre I am not Starfire

I am not starfire opinión.

Creo que suficientes personas han expresado mis preocupaciones, pero aunque entiendo lo que está haciendo Mariko Tamaki, creo que eligió al personaje equivocado para esta toma. Starfire ya ha sido blanqueada y maltratada lo suficiente por DC, y este enfoque ‘progre’ sigue promoviendo eso.

I am not starfire opinión.

Todo sobre la hija de Starfire se vuelve aún más tonto cuando te das cuenta de que ya hay un titán adolescente gótico que a la gente realmente le gusta. RAVEN. Y realmente… Sabemos lo positiva que es Starfire. No le importaría si su hija fuera gótica, pero parece que su hija sí tiene un problema.

Hubiera sido bueno tener una chica gótica de piel oscura como hija de Starfire, lo goth es tan blanco.

I am not starfire opinión.

En primer lugar, KORIAND’R no es un JODIDO APELLIDO. ¿Quién diablos está escribiendo esta mierda de Young Adult? Esto no vale 17 dólares. Si se lo diera a mi hermana pequeña, lo tiraría. Por supuesto, sus primeros cómics fueron New 52 Justice League, por lo que su gusto podría estar…un poco mal. Aún así, esto es una mierda.

Llámame loco y anticuado, pero recuerdo una época en la que los héroes eran el tipo de personas que admirabas…

Varios comentarios resaltaban que Starfire, si bien es un personaje NARANJA, ha recibido un tratamiento que suele acercarse más hacia la etnicidad caucásica.

Simplemente basta recordar los comentarios de odio y racismo a la actriz Anna Diop cuando tomó el papel de Kory en la serie de Titans.

Si no es para ti, solo déjalo ir…

Hay varias opiniones al respecto, desde las que argumentan su disgusto con puntos estructurados hasta los que simplemente insultan a las autoras, puedes revisar eso por aquí.

Finalmente, hay muchas menciones a Mar’i Grayson, la hija de Starfire y Nightwing, recordada principalmente por el diseño de Alex Ross en la historia de Kingdom Come. Si lo tuyo no son novelas como I am Starfire, siempre puedes volver a los clásicos y dejar que todos disfruten lo que les gusta.

La hija de Starfire en un universo alterno, Mar'i Grayson.
Mar’i Grayson tenía el nombre de superheroína Nightstar.
Facebook Comments

Los videojuegos y los cómics son lo mío. Poseo el récord mundial en acariciar perritos.