The Boys – La corrupción no es nada personal en un mundo dominado por héroes | TierraGamer The Boys – La corrupción no es nada personal en un mundo dominado por héroes | TierraGamer

Especiales

The Boys – La corrupción no es nada personal en un mundo dominado por héroes

By  | 

El mejor retrato de los superhéroes en un mundo lleno de corrupción de que son participes, siendo jueces y verdugos

The Boys no es una serie cualquiera que se pueda consumir así nada más. Tiene un alto grado de crudeza que genera presión en quien la ve. ¿Por qué? Bueno, la premisa de la justicia es tan real como nuestro mundo… Inexistente y solo funciona para unos cuantos que tienen todo el poder.

Aterrizar en el mundo de The Boys parece sencillo, pues ya tienes un mundo preestablecido con héroes que defienden al mundo. Sus ideales son claros y la comunidad los recibe con los brazos abiertos. ¡Son una marca! Hay fans, selfies, lectura de comunidades y tendencias… En otras palabras, se trata de un negocio.

Este escenario creado por Garth Ennis y Darick Robertson que vio la luz en los cómics de Dynamite Entertainment en el 2006, es perfecto para una serie que encaja en un momento en el que tenemos una saturación de películas de superhéroes, tanto de Marvel como de DC.

The Boys y su último respiro para atender la venganza

Los primeros episodios de The Boys van más lentos que la llegada de la quincena, pero, es por una buena razón, es necesario establecer bien el escenario; desde los héroes y todo lo que los rodea, hasta la misma sociedad que los venera.

¿Y The Boys? Bueno, el grupo se va reuniendo poco a poco por una razón… Cobrar venganza. ¿Por qué? Bueno, en un inicio, lo que parece que se trata de un simple acto imprudente por parte de un héroe, tiene algo detrás que vale la pena resolver.

The Boys

Ahora, este acto imprudente trata de la muerte de una chica llamada Robin que fue atropellada por A-Train, héroe miembro de un grupo llamado “Los Siete”. Uno pensaría que un asesinato de esta clase debería tener su dosis de cárcel, pero, hablamos de sujetos que parecen estar sobre la ley.

A partir de este punto, es cuando ya te empiezas a dar cuenta que el mundo está realmente sucio y que, al igual al real, la corrupción está a la luz en todos los niveles, desde el poder judicial, hasta el mismo gobierno de los Estados Unidos.

The Boys

Si bien la serie no te explica de inmediato qué o cómo funcionan exactamente The Boys, al menos te enteras que el objetivo de este grupo es el de ejecutar venganza… En este caso, la de Hugh Campbell quien vio cómo murió su novia después de que A-Train se la llevara por no controlar su velocidad.

Antihéroes, violencia gráfica y temas relevantes

Si bien el desarrollo de la primera temporada de The Boys es un tanto pesado y lento, de menos no te deja con dudas sobre quién es quien. Todos los personajes están bien establecidos.

Sabes que Homelander es el líder; Starlight es una chica con sueños y unos valores perfectamente establecidos; Billy Butcher busca venganza y Madelyn Stillwell es la mandamás del grupo detrás de la organización que maneja a los más grandes héroes de la Tierra.

Ahora, The Boys es transparente en todo momento, tu sabes que Homelander abusa de su poder y, gracias a eso, se autoproclama Dios controlando a las masas con su demagogo discurso. Sus compañeros, desde el más inverosímil hasta la segunda al mando, le temen porque no tiene límites.

Notas que Madelyn más o menos lo controla, pero, no te equivocas cuando te das cuenta que es dominio efímero basado en mentiras y sexo. Este detalle es recurrente durante toda la serie pues los chantajes son claves para controlar a esos seres que parecen andar sin cadenas, sin embargo, requieren del poderoso señor Don Dinero para sobrevivir como todos los demás.

The Boys

Lo genial de The Boys es que te da esperanzas en varios niveles y, al mismo tiempo, te los quita en un abrir y cerrar de ojos. ¿Alguien quiere empoderamiento?  ¡Lo tiene! Pero es solo un poder de la mercadotécnica detrás de quienes mueven los hilos de todo. Es como si se tratara de exponer que en realidad la sociedad está controlada sin problemas, a pesar de todas las libertades que supuestamente existen.

El elenco sostiene de una gran forma la historia

Ta vez el punto más trascendental de The Boys está en que el elenco fue elegido a la perfección. A Karl Urban le compras de inmediato esa pinta de malhumorado que no confía absolutamente en nadie. Jack Quaid todo el tiempo carga un rostro de sufrimiento y dolor; finge estar bien cuando por dentro carga un peso terrible que ya incluye asesinatos.

Antony Starr lo hace muy bien como Homelander, el héroe principal, pues tiene ese rostro malcriado, demagogo, con control sobre todos los demás. Erin Moriarty tiene la pinta perfecta de la chica criada para participar en puros concursos de belleza, pero, en este caso, dedicado a ser una heroína.

La dirección también es bastante digna, por no decir regular. Se nota que no fue fácil traer a la vida esta serie, especialmente cuando se habla de efectos especiales, los cuales no son nada extraordinarios.

Como lo he mencionado constantemente, la serie cuenta con un inicio muy pesado, sin embargo, durante los últimos capítulos toma una velocidad y un ritmo muy digno. El problema es que, cuando llegas al final, te quedas solo con el poco aliento de algo que tal vez necesitaba un poco más de tiempo.

Se nota que ese era el plan y funcionó a la perfección.

Vale la pena que le des una oportunidad a The Boys, serie que está disponible en exclusiva a través de Amazon Prime Video y que consta de 8 episodios que duran una hora cada uno.

Facebook Comments

Content Manager en TierraGamer. Amante de los videojuegos, la lucha libre profesional, la NFL y, sobretodo, Star Wars. Justo cuando crees tener las respuestas. yo cambio las preguntas-