6 cosas que debe mejorar TLoZ: Breath of the Wild 2 para realmente ser el mejor juego 6 cosas que debe mejorar TLoZ: Breath of the Wild 2 para realmente ser el mejor juego

Especiales

6 cosas que debe mejorar TLoZ: Breath of the Wild 2 para realmente ser el mejor juego

By  | 

Con el anuncio de la secuela, los fans comienzan a especular qué podrían esperar

Analizando The Legend of Zelda: Breath of the Wild más a fondo y con el reciente anuncio de su secuela, los fans podemos pensar en muchos aspectos que deberían mejorar. El título de Nintendo es una obra maestra, pero si eres un seguidor fiel de la franquicia, sabrás que carece de muchas cosas también.

Esto te lo digo desde lo más profundo de mi corazón donde mi amor por la franquicia es inmenso. La experiencia que me ofreció Breath of the Wild fue simplemente asombrosa, que sin pensar en las demás entregas de la saga me deja perpleja ante tanta belleza.

El problema, es que cuando amas los juegos anteriores como muchos lo hacemos, notas detalles que sin duda hacen falta en el último juego de Nintendo.

¡Spoilers abajo!

No es tan grave como parece, ya que aunque carece de muchos elementos que le dan la esencia y magia a la saga, Nintendo hizo un excelente trabajo. No quiero que me malentiendas, Breath of the Wild es un videojuego que tienes que probar al menos una vez ya que te deja sin aliento.

Aquí te enlistaré algunos de los elementos que nos gustaría que la Gran N haga mejor en la secuela de tremendo título.

1. Diseño de Templos

Una de las primeras cosas que me decepcionó de The Legend of Zelda: Breath of the Wild fue el diseño de los templos. Sí, me refiero a las bestias divinas que tienes que liberar del poder de Ganon, pero después de superar el primero notarás que los demás son un refrito de los otros con algunos cambios en sus mecánicas.

Cosas que podría mejorar Breath of the Wild 2

El diseño es bello y complejo, pero a la hora de jugarlos no te tardas más de una o dos horas en superarlos. ¿Recuerdas todavía los dolores de cabeza que pasaste tratando de superar el Water Temple de Ocarina of Time? Sí, justo a esos detalles me refiero.

En las entregas pasadas, no solo con Ocarina sino con todos sus juegos, veíamos un diseño de templos mucho más elaborado y difícil. Los desafíos y los jefes finales de cada uno eran inolvidables por su gran originalidad y, a veces, dificultad.

Cosas que podría mejorar Breath of the Wild 2

Espero que la secuela tenga estos templos y mini templos que siempre caracterizaron la franquicia de The Legend of Zelda. Hace mucha falta volver a vivir esa salida de tu zona de confort que te provocaba cada templo.

2. Enemigos genéricos

¿Cuánto tiempo lleva Nintendo haciendo enemigos tanto generales como jefes para The Legend of Zelda? Hay dos aspectos aquí que me entristecieron, uno más que el otro.

El primero y el que más me dejó triste, fueron los jefes de cada bestia divina y el mismo Calamity Ganon. Comienzo con el hecho de que ninguno me pareció particularmente difícil, por lo que pronto se volvió algo monótono. Debo aceptar que las batallas tienen un poco de emoción y es genial tener que explorar tu entorno y tus armas para encontrar sus puntos débiles.

Sin embargo, no se siente un reto realmente complicado por lo que después de una o dos muertes tendrás dominado al enemigo. Además, el diseño se siente muy genérico, los 4 jefes se parecen mucho entre sí, cosa muy decepcionante tratándose de una obra como Zelda.

El segundo elemento es el de los enemigos que puedes encontrar por todo Hyrule. Mientras más enemigos mates, ellos irán subiendo de nivel por lo que en algún punto es difícil vencer a una manada. El problema, es que existiendo tanta diversidad de villanos a lo largo de los 33 años que lleva viviendo en nuestros corazones, se queda un poco corto con la variedad.

Aprovechan algunos de estos muy bien como los Centaleones, pero pudieron haber ampliado la variedad de enemigos con el avance del juego. A pesar de esto, la mecánica de la luna roja con el renacimiento de los enemigos me pareció muy interesante y emocionante.

3. Una historia ajena a tu aventura

La historia de Breath of the Wild es magnífica, eso no se pone en tela de juicio. Lo que no acaba por convencer es esta mecánica de flashbacks donde te vas enterando de lo que pasó hace 100 años en Hyrule.

Es interesante que la trama se haya manejado de una forma poco convencional, pero entonces lo que tú estás haciendo en el presente se siente como si careciera un poco de sentido.

Claro, es importante porque así sabes que Zelda está reteniendo el poder de Ganon, pero se presentan incoherencias argumentales y el caos realmente no se siente en la piel porque no pasó ni lo vimos.

En el argumento nos cuentan que Zelda ha pasado 100 años manteniendo a raya el poder de Calamity Ganon, pero pronto su poder se acabará y Link necesita llegar a ella antes para derrotar al enemigo y evitar que Hyrule caiga en una eterna oscuridad.

Llega el momento definitivo, Link contra una bestia gigante que de primera impresión te impone  y da miedo. Pronto, esto pasará ya que la batalla con Ganon es muy sencilla y repentinamente, Zelda emana un poder sobrehumano que acaba con el maligno ser.

Pero, ¿Qué no se estaba quedando sin poder?, ¿Cómo pudo sacar tremenda energía después de 100 años y de quedarse casi sin fuerzas? Es algo que hasta día de hoy sigo sin entender muy bien.

En la secuela me gustaría que los acontecimientos se sientan más personales, más intensos, algo como lo que vivimos en Twilight Princess donde las batallas finales nos dejaban con una tensión increíble.

4. Mundo abierto muy vacío

El mundo abierto que Nintendo diseñó para The Legend of Zelda: Breath of the Wild es hermoso, te quita el aliento. Sin duda, es la representación de Hyrule más impresionante y bella que habíamos visto hasta ahora.

En tu aventura, al principio disfrutarás de cada paso que das en la preciosa tierra de Hyrule, pero con el paso de las horas comenzarás a percatarte de que algunos puntos del mundo se sienten muy vacíos. Podrías caminar durante horas y te aseguro que no encontrarás nada más qué hacer que romper piedras y correr, correr y correr.

El sistema de mundo abierto que crearon funciona perfectamente, éste solo es un pequeño detalle que si vuelve a aparecer en su nueva aventura afectaría un poco en la experiencia de juego. Es fácil de arreglar realmente, y sabemos que Nintendo aprende de todo, así que seguramente la secuela de Breath of the Wild será mucho más épica.

5. Armas mal balanceadas

Esta vez, no podrás tener una alforja como las que conocías anteriormente en la franquicia. En The Legend of Zelda: Breath of the Wild las armas, escudos y arcos son prácticamente desechables y esto le agrega una chispa muy interesante al sistema de combate.

El problema, es que algunas armas se sientes realmente inútiles, golpeas al enemigo 2 o 3 veces y ya está dañada o de plano se rompe. Lo mismo pasa con las armas que contienen magia, perdiendo su poder, por lo que tienes que esperar algo de tiempo para que puedas volver a aprovechar su magia.

No pedimos mucho, solo que las armas realmente tengan un cambio de nivel a nivel y que sean un tanto más duraderas porque llega a ser algo molesto tener que estar buscando arma tras arma porque se rompen con pocos golpes.

6. Demasiados Kologs

Este es un punto que no solo yo noté, ya que he escuchado a muchos conocidos que también se han hartado con la búsqueda de los infinitos Kologs. Todos amamos a estas tiernas y lindas criaturas, desde su aparición en Wind Waker se robaron nuestro corazón, sobre todo, después de conocer a Makar.

En The Legend of Zelda: Breath of the Wild también aparecieron y todos fuimos muy felices, hasta saber que tienes que encontrar a 900 de estas criaturitas. Los primeros 100 parecen hasta divertidos, pero llegará el punto, y créeme que llegará, en el que vas a desistir antes de encontrarlos a todos.

Simplemente es cansado, ya buscaste todos los santuarios, ya luchaste contra las extensiones de Ganon y liberaste a las bestias divinas, ya compraste todos los trajes disponibles, pero terminar con esto podría ser un reto de semanas o hasta meses.

Lo más probable es que antes termines el juego y lo abandones, por eso creo que su adición fue buena, pero debió ser más moderada.

Estas son algunas cosas que como fan de The Legend of Zelda son importantes remarcar antes de que la secuela sea lanzada. Digo, faltan un par de años para que veamos este proyecto hecho realidad, pero vamos a estar pendientes de todas las actualizaciones para informarte de inmediato.

La secuela de Breath of the Wild podría ser la mejor entrega jamás vista de la saga, ya que el primer juego estuvo muy cerca de lograrlo. Esperemos que esta vez Nintendo pueda juntar lo mejor de la franquicia y de Breath of the Wild para hacer algo que no tenga precedentes.

Te puede interesar:

¿Tú estás emocionado por la secuela de The Legend of Zelda: Breath of the Wild?, ¿Qué te gustaría a ti que mejoraran para esta nueva entrega? Cuéntame en los comentarios.

Facebook Comments

Redactora y Community Manager. Mi vida se resume en jueguitos, música, deporte y mucha comida. Crecí amando The Legend of Zelda y el Metal Progresivo.