Toy Story 4: ¿Que no tiene villano? Fans culpan a Bonnie de todo Toy Story 4: ¿Que no tiene villano? Fans culpan a Bonnie de todo

Cine

Toy Story 4: ¿Seguro que no tiene villano? Fans descubren que es Bonnie

By  | 

Las reacciones en Twitter dejaron ver la molestia entre los fans

En un inicio todos creímos que Bonnie sería un personaje lindo y tierno en Toy Story 4. Tuvimos la ilusión de que haríamos la misma conexión que en su momento tuvimos con Andy.

El problema es que la personalidad de la nueva pequeña en la película está desarrollado de una forma muy diferente a Andy. A pesar de que con solo ver a Woody y Buzz ya queramos llorar, no significa que no notemos que Bonnie es mucho más villana que el mismo Sid de la primera cinta.

Algunos comentarios en Twitter la comparan con el mismísimo Thanos. La exageración de esto viene del hecho que se dejó de interesar en el juguete más querido por todos: Woody.

Aquí te dejo algunas reacciones que tuvieron los fans ante la indiferencia de Bonnie al vaquero más fiel de todo el oeste.

Como ves, muchos comparan la maldad y traición de Bonnie hacia Woody casi al nivel de Sid. Bueno, no tanto en la lealtad pero si en lo malos que fueron.

Será también que una gran parte de la audiencia tenemos esa nostalgia y cariño por Andy y su gran amor por Woody. Eso no quita que aunque el vaquero fuera su favorito, abandonara a los demás.

Muchos alegan que Toy Story 4 no debió existir y solo fue una entrega innecesaria a un final excelente como fue en la tercera película. Otros cuantos creen que era una cinta totalmente necesaria para cerrar la intriga de lo que pasó con los valiosos muñecos de Andy.

Al final, lo que más te recomiendo es que vayas a disfrutar de Toy Story 4 y generes tu propio juicio sobre ello. Es una buena película como un producto individual, pero como fan tendrás un trasfondo muy distinto.

Te puede interesar:

¿Ya fuiste a ver toy Story 4? Cuéntame en los comentarios.

Fuente

Facebook Comments

Redactora y Community Manager. Mi vida se resume en jueguitos, música, deporte y mucha comida. Crecí amando The Legend of Zelda y el Metal Progresivo.