Niño de 13 años vende su Xbox para ayudar a su madre Niño de 13 años vende su Xbox para ayudar a su madre

Noticias

Niño de 13 años vende su Xbox para ayudar a su madre

By  | 

La historia de William seguramente te derretirá el corazón de ternura

Cuando somos niños todos queremos cosas distintas, algunos añoran llegar a tener un coche mientras otros son muy felices con una consola nueva. Pero la familia siempre es el pilar más importante y más para un pequeño.

Un niño de 13 años que vive en Nevada nos compartió una de las historias más conmovedoras y tiernas que vas a ver en todo el mes. William Rabillo estaba consciente de que su mamá estaba pasando por un momento difícil y le urgía obtener un coche.

El pequeño ante la necesidad de su madre, decidió vender su Xbox y realizar trabajos como jardinero para comprarle el auto.

No tengo palabras ahora mismo que puedan expresar cómo me estoy sintiendo en este momento” comentó Krystal June, la mamá de William. “Las últimas semanas han sido un infierno que involucraron muchas lárgimas, enojo, confusión y dolor en el corazón. Hoy obtuve el shock de mi vida”.

En el momento pense que se trataba de una broma… No, ya estaba sostiendo las llaves y el papeleo del coche, estaba vuelta loca pero al mismo tiempo en shock y me dije: Dios mío, esto realmente está pasando. Así que nos subimos al coche y nos fuimos. Estoy tan orgullosa de mi hijo, es tan buen niño. Puede que tenga sus días pero Dios qué niño de 13 años que conozcas deja todo para comprarle un coche a su mamá… te amo William”.

Es muy conmovedor conocer historias donde a pesar de que ames con toda tu alma algo como tu consola, una necesidad familiar se vuelva una prioridad.

Te puede interesar:

Sin duda este niño permanecerá en la memoria de su mamá como un pequeño héroe sin capa que la salvó en uno de sus peores momentos vendiendo su Xbox.

¿Tú conocer alguna historia similar donde por cariño y amor sacrifiquen algo preciado?

Facebook Comments

Redactora y Community Manager. Mi vida se resume en jueguitos, música, deporte y mucha comida. Crecí amando The Legend of Zelda y el Metal Progresivo.