The Seven Deadly Sins: ¿Por qué la temporada 3 se ve tan mal y hay censura?

¿Por qué todo salió tan mal con la Temporada 3 de The Seven Deadly Sins? La idea de cambiar de estudio y televisora acabaron con una gran serie

Si bien la Temporada 3 de The Seven Deadly Sins, conocida como Wrath of the Gods, no se ha estrenado fuera de Japón, muchas personas la están viendo.

Es así como salieron a relucir los múltiples problemas que tiene, y a los cuales les dimos cobertura. Para varios fans, el regreso de Meliodas y compañía es uno de los más desafortunados de los últimos años. Pero, ¿qué fue lo salió mal?

Los problemas de The Seven Deadly Sins iniciaron desde antes

Aquí cabe señalar que antes de la temporada actual, este anime estaba entre los preferidos de muchas personas. Tan es así, que es uno de los más vistos en Netflix, y se le acostumbra ver en los clásicos “maratones”.

Pero se ve dudoso que la historia se repita con Wrath of the Gods. Si por algo ha destacado es por un pésimo diseño de personajes y animación, mala adaptación, censura, e incluso, modificación de los hechos del manga.

La tercera temporada de The Seven Deadly Sins empeora y desata más críticas

¿Cómo es que inició el “descenso al infierno” de The Seven Deadly Sins? Hay quienes manejan que fue desde la segunda temporada, Revival of The Commandments, que salió en el 2018.

Tal parece que el índice de audiencia, así como las ventas de los volúmenes del anime, no cumplieron las expectativas. La película que siguió, Prisoners of the Sky, no tuvo tan buen recibimiento en Japón. Debutó en el puesto número cinco la primera semana.

Aniplex se hizo a un lado, y se llevó consigo al estudio A-1 Pictures

En la segunda cayó hasta el décimo, y cuando terminó su exhibición, apenas pasó de los $5 millones de dólares. Según un conocido informante, Aniplex, que era una de las compañías que formaban parte del comité detrás de la serie, no quedó nada contenta con estos resultados.

Fue por lo mismo que decidió abandonarlo, y además, tomó una decisión correcta desde el punto de vista de los negocios, pero funesta para los fans de la serie.

Por lo general, la creación de un anime inicia desde su planeación. A-1 Pictures fue la casa de animación a cargo de las dos primeras temporadas de The Seven Deadly Sins, y desde luego, la película.

Todo hacía pensar que se encargaría de nuevo de ésta. Pero Aniplex pensó lo contrario. Cuando se retiró del comité también se llevó la participación de este estudio. En especial porque es una subsidiaria suya.

El Diablo “metió la cola”: Studio Deen intervino en la historia

¿Por qué la iba a tener trabajando en una serie en la cual ya no intervenía? De modo que A-1 Pictures se embarcó en otro proyecto, y ese era Sword Art Online: Alicization. Quizá podría haber manejado ambos, pero Aniplex no tenía interés que fuera así.

De modo que el comité se quedó sin un estudio a quien recurrir. Aquí fue donde entró en escena Studio Deen. Esta compañía, en los últimos tiempos, se ha dedicado a aprovechar las oportunidades.

De modo que lo que hizo fue prometer que se encargaría de The Seven Deadly Sins: Wrath of the Gods. Aquí cabe señalar que este estudio no destaca en la actualidad por trabajar con anime de la demografía shonen y enfocados en la acción.

En realidad, maneja más series de corte cómico, románticas, terror o drama. Las aventuras de los Siete Pecados Capitales no son algo que esté acostumbrado a hacer.

The Seven Deadly Sins quedó en manos de… ¿Marvy Jack?

Aun así, aceptaron el trabajo de parte del comité. Aquí es cuando las cosas se ponen más oscuras. Lo que sucede es que los encargados de la compañía decidieron dejarle el mayor peso de la animación, diseño de personajes y escenario a otra empresa.

En este caso, Marvy Jack. Es una práctica común en todo el mundo, pero hay un problema. Este estudio nunca ha creado por completo un anime. Funciona más como apoyo que otra cosa.

Según el informante que mencionamos antes, Studio Deen le dejó la mayor parte del trabajo de The Seven Deadly Sins a Marvy Jack. Todo para poder concentrarse en otros proyectos que tenía contratados, y este estudio ha hecho hasta ahora lo que ha podido.

Pero el resultado salta a la vista: no tiene la capacidad de hacerlo. Es por lo que la Temporada 3 de la serie tiene un bajón de calidad espantoso comparado a las anteriores.

Cambiar de televisora, una mala idea sumada a otras peores

A lo anterior se suma el cambio de televisora del anime. Las primeras temporadas se transmitían en JNN, que maneja las cadenas MBS y TBS. Estas no solo destacaron por su nivel de acción, sino por su violencia gráfica y otras situaciones.

Las compañías no tuvieron mucho problema en transmitir el trabajo de A-1 Pictures. Pero las cosas cambiaron cuando se decidió que la Temporada 3 se pasara a TV Tokyo y BS-TX.

Ambas son mucho más estrictas en cuanto al contenido que pasan. Por lo que Studio Deen y Marvy Jack tuvieron que reducir no solo la violencia, sino que llegaron al grado de censurar la serie.

Sumando esto a los problemas que mencionamos al inicio dio como resultado un producto sumamente inferior a las dos primeras temporadas. Muchos fans solo están a la espera que termine de pasar la actual para olvidarse de ella, o mejor se dedican al manga.

A más de la mitad de la Temporada 3 no hay ninguna esperanza

Como pueden ver, fue una serie de malas decisiones las que acabaron por enterrar a The Seven Deadly Sins. Hay ocasiones en que los problemas del diseño de personajes y animación se corrigen en los Blu-ray y DVD.

Pero en el caso de este anime se necesitarían cambios masivos, y eso elevaría los costos. No sabemos si Netflix pasará la serie tal cual en Occidente, pero pensamos que no debe estar contenta con el resultado.

En especial porque tiene la exclusiva de su transmisión. Solos nos queda esperar y ver qué sucede más adelante. Pero es una tristeza ver lo que le pasó a este anime, el cual era muy popular en Latinoamérica.

Facebook Comments
animeMarvy JackNetflixStudio DeenThe Seven Deadly SinsWrath of the Gods